martes, 29 de noviembre de 2016

El preso del franquismo Marcos Ana. In Memoriam



Sobre tu arena
¿Dónde tu luz, tus hondas primaveras,
y aquel alba de almendros impulsores?
Que hoy liba hiel la abeja entre tus flores
y amarguras de invierno en las meleras
Panes de sal cosechas en tus eras
—sustento de tu herida— y ruiseñores
mancos de vuelo y tuertos de clamores
por internas y mudas sementeras
!Que tristeza de yermo este barbecho,
esta tierra del alma encadenada
sin yuntero cantor!
Sobre tu arena
quema un árbol de hielo recién hecho,
raíz de tu dolor, sombra de nada,
estatura del llanto y de la pena.
Decidme cómo es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros,
habladme del mar,
habladme del olor ancho del campo
de las estrellas, del aire
recítame un horizonte sin cerradura
y sin llave como la choza de un pobre
decidme cómo es el beso de una mujer
dadme el nombre del amor
no lo recuerdo.
Aún las noches se perfuman de enamorados
que tiemblan de pasión bajo la luna
o solo queda esta fosa?
la luz de una cerradura
y la canción de mi rosa
22 años, ya olvidé
la dimensión de las cosas
su olor, su aroma
escribo a tientas el mar,
el campo, el bosque, digo bosque
y he perdido la geometría del árbol.
Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron,
no puedo seguir 
escucho los pasos del funcionario



No hay comentarios:

Publicar un comentario