domingo, 31 de mayo de 2015

Resacas



Errejón lo deja caer claramente en la Sexta: seguramente en esta euforia electoral del cambio, muchos votantes de PP y PSOE se replanteen el voto para las generales. De confluencia nada.
No habrá un Ahora España, o España en común.
Insisto en que esto significa como mínimo regalarle al sesgado sistema electoral un suficiente tanto por ciento y escaños aparejados de los que la izquierda podría arrepentirse.
Sin sumar los votos de IU, Equo y otros, nos parece esperar a la vuelta de las generales un PSOE en cabeza que podría empezar apoyándose en Podemos, pero del que cabe sospechar que termine gobernando apoyándose en PP y Ciudadanos: otra legislatura perdida para el cambio.
El frente social tendría que esperar a la siguiente. Pero en Vistalegre nunca se ha mirado más allá del propio ombligo, ni cuando el PSOE, ni ahora Podemos.


Lo cierto es que el mejor activo con el que va a contar Podemos de aquí a las generales van a ser las políticas sociales emprendidas por Carmena en Madrid (a falta de otro Tamayazo) y Colau en Barcelona, que tan nerviosos están poniendo a constructoras, eléctricas y otros empresariados decimonónicos tan nuestros.
Las trituradoras de papeles a todo trapo, los contenedores de la ignominia democrática desbordados.
Y la guerra sucia del desprestigio adoptará cotas venezolanas en Madrid y Barcelona a partir de ahora.


Aguirre sigue desvariando como siempre, pero ahora canta más. Y no lo hace en solista, el PP se apunta entero al frentismo fabulador. 
A no ser que procure crear un estado de ánimo que prepare alguna nueva jugarreta corrupta, como con la que accedió al poder: recuerdo que entonces pocos en Madrid mostraron algo más que indiferencia, aunque era el comienzo del latrocinio de década y media larga.  
Solo que ahora el clima social es algo diferente y no se lo tragaría tan fácilmente, y lo saben.
Pero eso podría no ser un obstáculo para ellos.
Génova la primera interesada en descabalgarla de una vez, pero hasta como cadáver escasamente exquisito resulta resiliente. Excepto en que el PP entero le compra el frentismo contra la "izquierda radical" con la idea de estigmatizar al PSOE.
Pero por ahora el PSOE está mostrando el suficiente instinto de supervivencia como para diferir unos años más su pasokización.
Dejemos que de eso se vaya ocupando Bruselas.


El País empeñado en desmontar Syriza para que haya nuevas elecciones. Para mayor gloria de la criminal Troika.
Radicalismos, como las oficinas de ayuda a desahuciados de Carmena, los justos.


Susana Díaz de la santa centralidad, un buen pájaro. Una suerte para lo que quede de socialdemocracia en el PSOE el que permanezca confinada en Andalucía. Y veremos con quiénes pacta ella, además del Banco Santander y Felipe González I de Venezuela.


Rajoy candidato hará cambios, pero no en Economía. Abstraídas la pobreza infantil, el paro permanente, la precariedad insufrible y los recortes de servicios básicos y derechos, la culpa de sus pérdidas las tienen los periódicos que notician su supurante corrupción.
Da igual que incluso El País de los fondos de inversión publique la opinión del deleznable Larry Summers, que nos aventura paro insoportable hasta el 2020.





lunes, 25 de mayo de 2015

La Roja


El imperio del mal se desmorona. Impagables los semblantes hasta ayer soberbios de Barberá, Aguirre o Cospedal. Estrella de la muerte de desguace.
Lo del pucherazo contra sí misma de Cospedal, maravilloso.
El Twitter inteligente arde de placer: el instante que compensa años de fatigas.


Que gobiernen las listas más votadas, arguye Rajoy.
Han ganado. Por eso solo les queda la súplica estéril y tan irreal como el país que venden, figurada y literalmente.
Por supuesto, señor presidente: dejemos que los seis millones de votos a la corrupción, el autoritarismo de pandereta y cortijo, el cinismo grueso y la asfixia social, sigan decidiendo por los restantes treinta y tantos millones. Ahora nos toca al resto devolverles graciosamente el regalo, cómo no.
Se sigue de suyo, como que España es un país donde hay muchos españoles, que filosofaba el propio Rajoy.
Obviamente ya anuncian las próximas cruzadas de los medios afines para vociferar contra la extrema izquierda de Colau o Carmena.
Pero España empieza a demostrar ser mucho más que esos seis millones de votantes del círculo dantesco más profundo.


Podemos ha ganado allí donde ha hecho unidad, y se ha quedado de bisagra crítica del PSOE allí donde ha ido sola con su marca impoluta y mirífica. Es que el discurso neoliberal de las marcas se resquebraja.
Empezando por la marca España, la que nos inflige el país en las entrañas a las órdenes de la Troika y el capital financiero.
 

Se equivocaba Pablo Iglesias cuando argumentaba que lo que el sistema quería enfrente era precisamente las sopas de siglas que él rehusaba.
Bastaban con un epíteto unificador como En Comú o un Ahora y buenos candidato/as para demostrar su falsedad.


En Madrid podrían haberse hecho con la Comunidad junto al PSOE de haberse presentado conjuntamente Podemos-IU.
La advertencia de García Montero sobre la importancia de su 5% y la posición de Alberto Garzón frente a Lara respecto a las confluencias han resultado ampliamente validadas por la realidad electoral. 
Aún esperanzado con una alianza Iglesias-Garzón cara a las generales que podría resultar decisiva. No dirán que no lo decíamos por aquí: más que nada porque lo argumentaba gente sólida como el propio Garzón o Manuel Monereo.


Las bolsas caen. Pero porque miran angustiadas donde realmente se juega en primer plano lo esencial ahora mismo: Grecia.
A España le queda todavía un trecho para ponerse al frente contra la Troika. Aún no estamos a la altura griega, porque no hemos alcanzado su miseria y latrocinio. 
Pero estamos en ello. Al fin en ambos sentidos.


El gobierno de unidad popular factible en las generales para echar a la derecha depredadora parece que va a comandarlo/refrenarlo el PSOE si Podemos, IU y otras siglas no lo evitan fraguando la unidad. Aún quedan meses para darle la vuelta a esa tortilla, pero la lección impartida por estas elecciones históricas debe aprenderse con cierta celeridad.
¿Querrán, o se conformarán con el tercer puesto?
El tancredismo de Rajoy ayudará, ya que no piensa mover un pelo hasta noviembre o más.


Pocos días desde el 15-M ha habido para congraciarse, siquiera parcialmente, con este país. Disfrútenlo.





miércoles, 20 de mayo de 2015

Geometrías invariables


Aguirre consorte, la del marido corrupto a sus faldas, liberará a Madrid de ETA, mediante la caza de brujas de juezas laureadas, antaño amenazadas tanto por la ultraderecha como por la misma ETA.
Los guardias de movilidad irán en vanguardia en esta encarnizada lucha, que se libra en las portadas de El Mundo y ABC. Hasta los espejos del callejón del gato se han negado a semejante parodia por decoherencia.
Todo esto lo llevaría en el programa si contase con él. Pero solo cuenta a estas alturas con Telemadrid.
Es un órdago a la inteligencia de los madrileños, lo que quede de ella. Igual esta vez se lo terminan viendo. Está al borde de no poder gobernar ni con Ciudadanos: ahí estará la respuesta. Villacís que asegura que con Aguirre ni las gracias: a ver si es verdad.
Como reían en Twitter, le va a salir a comprar un puñado de concejales esta vez.


Ciudadanos que debe limpiar sus listas de falangistas y xenófobos emigrados de otros partidos a la misma velocidad en que se elaboran.
Rivera mirará cama por cama a ver cuántos duermen en ella. Él, que se presentaba desnudo, está capacitado para ello.


Y quién habla hoy del paro o la deuda, se plantea Rajoy. Ya nos hemos encargado de camuflar ambos elefantes en todos los medios en que influimos o controlamos.
En el País de las constantes detenciones por opinión, protesta o disidencia en las redes, solo nos cabe señalar hacia Venezuela.
Algo bueno tendrían los nazis, aseguran sus periodistas por tv, días después de acudir por fin al homenaje a republicanos en campos de concentración alemanes. Se empieza por ahí y cualquier día las víctimas propias de nuestros campos de concentración logren derechos aquí.
Dejémonos de líos, culmina triunfante Rajoy.


Después de semejante pantomima electoral sin gracia a lo largo de todo el país, le siguen llamando democracia: pero dice Aguirre que desde que apareció Podemos no lo es.




lunes, 11 de mayo de 2015

Cambio sensato y seguro



Condena de la justa condena a terroristas venezolanos, responsables desde sus cargos políticos de alentar guarimbas, decenas de muertos y centenares de heridos, edificios públicos atacados, etc. De parte de PSOE, PP, CIU, Ciudadanos, UPyD, en general la banda del TTIP, en nombre de los derechos humanos.
Aún buscando páginas en la prensa española sobre las barbaridades del aliado y socio real saudí en Yemen.




Las encuestas que anuncian para las generales una próxima legislatura de más políticas de recortes de inversión social y derechos laborales, más privatizaciones y venta del país a los peores postores, más servidumbre a las exigencias del sector bancario-financiero.
Para que Merkel siga disfrutando su superávit.




Podemos ha sido un souflé electoral como lo terminará siendo Ciudadanos, afirman los pesimistas respecto al bipartidismo.
La comparativa solo resiste mientras escondamos bajo la alfombra toda una campaña político-empresarial y mediática desde todos los ángulos para destruir la credibilidad de Podemos. Por lo demás es el mismo caso.




España, según rezan las encuestas, incluso poniendo algo de fe sobre ese tercio de indecisos, se halla todavía lejos de un gobierno de unidad popular que defienda el rescate a los ciudadanos y plantarle cara al yugo financiero centroeuropeo.
Habrá que empezar con el ejemplo en municipios y autonomías allí donde se pacten gobiernos. Limpiar tantas mafias va a resultar más arduo que el establo de Augias. Algo que sirvió para el afianzamiento y crecimiento acelerado de Syriza a nivel nacional.
Y sumarle unos años más de las políticas de asfixia social promovidas desde la UE, vehiculadas por esos tres partidos del cambio sensato o seguro que nos inundan desde tv y papel.




La lectura optimista, esperanzada sobre las elecciones británicas. Ahora podrían alinearse dos referendos de permanencia en la UE, el británico y el griego, aunque por motivos harto diferentes. Qué poco me entristece.




Una storytelling que nos suena tanto, por Paul Krugman:
"Es una historia sobre Reino Unido que transcurre así: primero, el Gobierno laborista que dirigió el país hasta 2010 fue extremadamente irresponsable y gastó mucho más de lo que podía permitirse. A continuación, este derroche fiscal provocó la crisis económica de 2008-2009. Esto, a su vez, hizo que la coalición que subió al poder en 2010 no tuviese otra opción que imponer medidas de austeridad, a pesar de la depresión económica reinante. Finalmente, como Reino Unido reanudó el crecimiento en 2013, se consideró que la austeridad estaba justificada y que quienes la criticaban se equivocaban.
Ahora bien, cada uno de los elementos de esta historia es demostrable y ridículamente erróneo. El Reino Unido de antes de la crisis no cayó en el derroche fiscal. La deuda y el déficit eran bajos, y en aquel momento, todo el mundo esperaba que siguiesen así; fue la crisis la que hizo que aumentara el déficit. La crisis, que fue un fenómeno mundial, la provocaron los bancos sin control y la deuda privada, no el déficit público. Las medidas de austeridad no eran urgentes: los mercados financieros nunca se mostraron preocupados por la solvencia británica. Y Reino Unido, que no volvió a crecer hasta que se interrumpieron las políticas de austeridad, no ha recuperado nada de lo que perdió durante los dos primeros años de gobierno de la coalición.
Pero esta narrativa sin sentido domina por completo la información que ofrecen los medios, quienes lo tratan más como un hecho que como una hipótesis"
 http://economia.elpais.com/economia/2015/05/08/actualidad/1431094906_404517.html



martes, 5 de mayo de 2015

A derechas



Las manzanas podridas de Ciudadanos, cazadas en las Redes pero no en la prensa escrita, que los mantiene impolutos por omisión
Ya se encargan Pujalte, Trillo o Rus del estrellato estos días
O los directivos de Bankia exculpados 
El tufo ultra y xenófobo que desprenden, tan asimilable al de este gobierno en caída libre
Sumarle además sus inenarrables recetas FEDEA de liberalización y privatización
Las que tanto nos han ayudado para evitar, y después afrontar, su maldita crisis de cuño propio
El mantra se sigue llamando contrato único.  Es que Garicano acaba de nacer
El extraño éxito tan actual de las ideas equivocadas, ya desde la escuela de economistas homologados, subraya Estefanía
 

Cifuentes y Aguirre que esperan poder gobernar con ellos. Donde Ciudadanos deberá retratarse con el PP de la corrupción nuclear o dejarles caer por coherencia discursiva cara a las generales, y con ellos tantos negocios oligárquicos
Entretanto Carmona promete a los madrileños naumaquias en la Casa de Campo. Pim Pam propuesta



Gobierno al cual le siguen saliendo papeles cada vez más antiguos de dinero sucio 
Pongámonos moralistas ahora con prostitución y drogas, decide Cospedal



El 20% de desempleo del que no bajaremos hasta el 2018 , por más que lo fragmentemos y precaricemos
Eso sí, en el augurio de una Europa que nos presupone un crecimiento ininterrumpido, cuando amenaza con más correa al cuello para combatir el desastre de endeudamiento
Cuando además ni sabe ella misma qué va a ser de ella para entonces
En qué va a terminar su archipiélago austeridad. En especial de asfixia social del Sur



La sonrisa de Susana Díaz abrasada de su propia soberbia, que ahora tendrá que sufrir ad limitem su cacareada estabilidad indispensable de gobierno
Un bravo por la firmeza de Teresa Rodríguez, para que el PSOE se retrate junto a las medidas sociales de ellos, o junto a Ciudadanos en lo económico



Santiago Alba:
"Hemos visto la respuesta de nuestros gobiernos y nuestros políticos. Hay dos. Una, la hipocresía: se lamentan las muertes y se exhibe contrición mientras se refuerza Frontex y la operación Tritón; es decir, mientras se multiplican los medios, como Fernando VII, para “civilizar” en origen a los africanos y destruir las barcas de los traficantes. Ya sabemos lo que eso significa y las consecuencias que traerá: apoyar dictaduras y justificar intervenciones que generarán más frustración, más miseria, más guerras, más yihadismo, en un circuito de retroalimentación del que sólo se benefician los más poderosos, los más ricos y los más injustos.
La otra respuesta es el cinismo de los partidos e intelectuales de ultraderecha que echan levadura a la enfermedad europea con un desprecio explícito hacia esos miles de personas que, según la propaganda de la Liga Norte, buscarían unas “vacaciones pagadas” en Europa y por los que no debemos sentir ninguna piedad o consideración.
Los cínicos al menos no mienten. Porque cinismo e hipocresía forman parte del mismo sistema y se retroalimentan. La hipocresía, con sus leyes migratorias, nutre el cinismo de los otros y acabará por poner los gobiernos europeos en sus manos"

 


 
Jean Bricmont:
"En la vieja Europa se nos pone en guardia todos los días contra la repetición de los crímenes del nazismo, un fenómeno que lleva ya muerto más de medio siglo. Por el contrario, las causas de la masacre en Vietnam se han mantenido vivas y activas en las políticas de Estados Unidos, ya sea en América Central o el Cono Sur de África, o ahora, desde hace varios años, en Oriente Próximo. La “guerra contra el terror” ya ha costado más de un millón de vidas y está lejos de terminar"