sábado, 28 de febrero de 2015

Asedios culturales



El fenómeno Podemos marca tan insidiosamente el frame político nacional que hasta Rajoy exclamaba un ¡claro que se puede! en la exposición de sus presuntos logros sociales el otro día en el Congreso.
Y nos ha traído el tiempo de los profesores universitarios. Esto ya es un avance frente a lo que estamos acostumbrados.
El metafísico Gabilondo, el poeta Luis García Montero y el filósofo político Luis Alegre compitiendo para la presidencia autonómica de Madrid. Veremos al final hasta qué punto pactando.
A saber con qué iguala ahora el PP tanto nivel discursivo, no será con González ni Cifuentes. A la busca de su viejo profesor, se les puede colar Marhuenda.
Gabilondo ha demostrado maneras en la capacidad negociadora, pero hasta ahora solo con la derecha. Es el responsable de la digestión sin anestesia del Plan Bolonia, una primera entrega de la Universidad pública a los intereses y directrices corporativas en la línea exigida por esta UE neoliberal, cuya continuación extrema estamos estos días padeciendo con Wert. Esta americanización de cuyo inminente peligro nos venía avisando Naomi Klein en su No-Logo, o Susan George. 

Los otros dos candidatos, igual de universitarios y opuestos conspicuos a dicho Plan junto con los estudiantes, no tendrán recato en señalárselo.
¿Hasta dónde estaría dispuesto Gabilondo, al que aprecio personalmente, a desmantelar los conciertos educativos en Madrid, o revertir la privatización sanitaria? ¿Y detener grandes pelotazos urbanísticos? Ahí es donde echarán anclas García Montero y Alegre, y son la única posibilidad del PSOE en colaborar para expulsar terminantemente a la derecha del destartalado y saqueado Madrid.
El plan Felipe González, adalid de la operacion Gabilondo, desde el principio apuntaba a repartirse
en adelante el pastel con el PP en Madrid. Quizás junto con Ciudadanos.
No adelantemos que necesariamente ese vaya a ser el plan de alianzas del propio Gabilondo, si hemos de creer en sus palabras contra la inequidad en su presentación, y que no le queden excesivamente metafísicas. Lo cierto es que por peso electoral le tocaría plegarse al plan Podemos, y no a la inversa. No descartemos el factor sorpresa en el seno del propio PSOE, ni las preferencias de buena parte de sus descontentas bases.
Luis García Montero, una buena inversión con el apoyo de la izquierda cultural española, y la visibilidad mediática que ello garantiza, de la que IU está huérfana frente a Podemos.
Y el viejo profesor Tierno Galván, prologuista de Wittgenstein y promotor de la movida cultural madrileña, referente en boca de todos.


Las tropas de Bush escoltaban los pozos petroliferos mientras permitían que el caos que habían importado allí vaciase o destruyese ante sus narices museos de arte y cultura milenarias ¿lo recuerdan?
Hoy el Estado Islámico aporrea y destroza estatuas asirias en directo. Hoy nuestra prensa descubre, y se duele de la barbarie en el mundo, en paralelo las gestas de Boko Haram.
Pues si mayormente espejean.
Tan resortes unos como otros del mismo capitalismo imperial fundado en el caos expansivo, del que participamos todos.

Solo recordar que la guerra a muerte contra la cultura no es un invento talibán ni empezó con el atentado al Charlie Hebdo.




miércoles, 25 de febrero de 2015

Estado de alienación


Toda la asesoría personal lo único que ha logrado en este último año ha sido controlarle el tic en el ojo cuando miente. Para ello necesitaba creerse él mismo la burda extorsión de datos y estadísticas de que hizo gala. 
A Rajoy le ha salido el mitin por la culata. Se enfadó porque llegó a creerse la mentira que cohesiona a los suyos, la de que cuentan con una posición fuerte en lo económico y social como para aplastar a los contendientes a golpes de PIB.
Pero no era así. Oposición y prensa de análisis le desbarataron el cuadro rápidamente, y lo que ha quedado para la mayoría son sus triunfales trampas contables de la lechera. Y su obvia elusión de los elefantes de la desigualdad y pobreza, de la corrupción, del estado del bienestar en picado, de la persistente bolsa de desempleo apenas aliviada por el exilio y el trabajo basura, y contrarrestada por las promesas millonarias Pons. 

Grande Alberto Garzón.
No existen elefantes en el país de Rajoy. Era el debate de su estado de alienación.


Un golpe de Estado en curso en la Venezuela de Maduro desde hace semanas. Por aquí no asoma ni la menor sombra informativa al respecto. Simplemente se las arreglan para que Pablo Iglesias condene el encarcelamiento del alcalde de Caracas sin que trasluzcan nunca los motivos.
Una de las cosas que no me gustan de Podemos es la calculadora mirada de Pablo Iglesias: me recuerda constantemente a la de Felipe González. Ojalá sea una intuición errada.
Pero qué rápidamente se han sumado a la propaganda mediática antichavista, en lugar de denunciarla con firmeza y claridad.
No abandonen a Chávez como referente tan pronto. Él nunca lo haría.
¿Tan difícil es recordar todas las elecciones ganadas por el chavismo limpiamente y con autoridad, o remarcar este segundo gran intento de golpe de Estado de la ultraderecha y EEUU, reeditando los métodos que se usaron contra Allende? ¿Especificar que han sido las guarimbas de la oposición las que hasta ahora han dejado un reguero de muertos en las calles, y que cuando la violencia policial entra en la espiral es fulminantemente castigada por el gobierno (ayer mismo hubo un caso)?
¿No debería Podemos usar su fuerza social para rebatir nuestra dictadura de los medios, en lugar de tratar de hacerse en ella un impostado hueco respetable a fuerza de ambigüedad y elusión?
Abogar porque la centralidad del tablero descentre como merece la distorsionada centralidad mediática, y no ajustarse servilmente a ella. Creía que esa era la lucha antihegemónica por establecer una nueva hegemonía.
Está faltando valentía, en cuanto los porcentajes electorales les han nublado el proyecto.
No me gusta, como dice Juan Torres, la prepotencia adquirida por Podemos en los meses de ascenso electoral. Bueno será que la realidad electoral desde Andalucía a Madrid les vaya poniendo los pies en el suelo: creo que esa es la verdadera garantía para terminar ganando, por encima de cualesquiera maquiavelismos.
Que empiecen a pensar en serio la unidad popular, o se habrán limitado a colaborar en el fraccionamiento político del espectro contra el bipartidismo, lo que no garantiza por sí solo la proliferación automática de gobiernos sociales.
Ada Colau está dando una lección de unidad popular municipal en Barcelona. Lástima que no dirija Podemos.


Tan vencedora la posición alemana, según nuestros medios, que Schaüble y compañía ahora deben pedir disculpas en su Parlamento. Nuestra prensa solo resalta las críticas en el seno izquierdista de la propia Syriza.
Desde luego que duele la concesión griega a las privatizaciones en curso. Pero la dignidad y transparencia negociadora ha estado todo el tiempo del lado griego. La doblez y mezquindad para un acuerdo europeo las ha monopolizado el resto del eurogrupo, a las faldas alemanas.
Pero esto no ha hecho más que empezar.
Le toca a los partidos antitroika españoles recoger dignamente ese testigo próximamente, y sumarle unas fuerzas que rebasen el umbral crítico para cambiar Europa.
O para redibujarla partiendo de la solidaridad mutua de la Europa mediterránea. Alemania, que termine votando en referendum su salida del euro.
Por ahora solo tenemos al Lehman Brothers De Guindos boicoteando a muerte a Grecia en el eurogrupo. Y una macilenta España antidemocrática y antisocial denunciada a diario por las grandes ONGs.

Y a Renzi-Hollande alardeando de victoria contra la austeridad para endosarse la medalla Tsipras-Varoufakis.




martes, 17 de febrero de 2015

Capirote


Un anémico crecimiento que sigue siendo a golpe de más endeudamiento. Y vaya golpe.
Por eso mismo la amanazante deuda pública trasluce simultánea a lo que llaman recuperación. Las dos caras de la moneda, genios.
Pese a lo que digan, 2015 seguirá siendo un año de graves problemas económicos para una Europa herida de deflación.
Veremos subir de nuevo el precio del petróleo, y se le acabó al gobierno buena parte del maquillaje.
Las patas de la mentira no alcanzarán a fin de año. Rajoy se arrepentirá de no haber adelantado a Mayo las generales, intuyo para una casa de apuestas.

 
El 80% de los griegos, y no solo sus votantes, apoya la posición negociadora de Syriza. Por si alguien albergaba dudas, han sido lo suficientemente cucos para filtrar los primeros  documentos de la negociación para que Alemania terminara de retratarse en la admonición final del eurogrupo.
Reparaciones de guerra por el expolio nazi, sí. Es de justicia, y un necesario, imprescindible recordatorio hoy. Aunque por ahora tal demanda solo aporte un apoyo moral más que inmediatamente efectivo.
Alemania solo entrará en razón cuando los mercados y bolsas entren en histeria ante la expulsión oficiosa de Grecia. Quizás demasiado tarde, como en la brillante operación Ucrania-terminemos de acorralar a Rusia.


PSM de Madrid. Un tranvía llamado deseo. Pim Pam deseo. Pim Pam privatización en Parla, pero ahora toca que todos salgan en la foto de la marea blanca.
El País impulsa la operación Gabilondo. Un signo de que en Madrid un sector de la oligarquía nacional se plantea, barrunta, calibra un posible pacto con Podemos para limpiar mafia y despresurizar podredumbre, irrespirable literalmente en Madrid.
Las encuestas siguen arrojando casi un 40% de votos al PP. Pongamos que vomito de Madrid.
Ahí es donde Ciudadanos podría prestarle ¿a Cifuentes? la muleta para gobernar. (A Rajoy no le gustan las mudanzas, pero nunca hay que despreciar el efecto mimetismo en la política. Mi apuesta es que si las voces del aparato que exigen primarias en el PSM torpedearan la operación mucha Prisa, seguiremos disfrutando del plastificado nene de mamá Esperanza)
 

Y que alguien le enseñe al evangelizador primo de Rivera a pescar votos. Tiene detrás el potente impulso mediático conservador-renovador que lo anda catapultando como respuesta simétrica al auge de Podemos, pero conviene no ser imbécil de capirote para ayudar un poco a la causa.



miércoles, 11 de febrero de 2015

Dudas


Me preocupa mucho más que el caso Monedero, incluso que Venezuela haya financiado a Podemos, el caso del dirigente de Madrid que afirmó que la familia Botín era casta buena, benefactora y de gran sensibilidad social.
Es a ese a quien me preocupa que no depuren fulminantemente, no a Monedero.
O mal empezamos.


Me preocupa más que la táctica atrapalotodo haya fiscalizado el debate en los terrenos del marketing político donde se imparten miedo y ruido, a los que oponer emoción e ilusión, pero haya diluido del foco mediático las cuestiones centrales sobre la deuda, la fiscalidad progresiva, el control y regulación de empresas estratégicas, la reversión de recortes y privatizaciones, y un largo etcétera.
Quiero creer que tanto tupido velo responde solo a la táctica electoral, y no expresa ya renuncias fundamentales de partida. 
Pero me quedaría más tranquilo si les veo desempolvar todas estas cuestiones para defenderlas con garra en adelante, y presentarlas como programa.
Que se parecerá bastante al de IU.
El adversario logró que apenas hubiera debate sobre el documento económico de Torres y Navarro. Y Podemos no ha sabido ponerlo en valor, arrastrado por la marea del juego de tronos.
Pero Podemos toca techo electoral, aunque 2015 traerá mejores augurios para ellos que para PP y PSOE. Esperemos que también para Ciudadanos a costa del PP.
Incluso como ganadores, no constituirían una mayoría suficiente para gobernar. Menos aún para un cambio constituyente.
¿Qué tal si nos vamos echando una confluencia?


¿Tan difícil resultaría ponerse de acuerdo en Andalucía en fiscalidad autonómica sobre grandes latifundistas y grandes empresas, políticas anti-pobreza (empezando por el banco de alimentos frustrado por Susana Díaz, que solo demuestra chulería autoritaria pero escasa sensibilidad social), y un largo etcétera?
¿Será igualmente irrealizable la confluencia en las generales?


Si Podemos ha eludido estas cuestiones para que los partidos del régimen no les atacasen por ahí, han logrado concentrarlos en sus intimidades fiscales. Y ahora vienen los ataques sobre su carácter bolivariano de todos modos.
¿Y qué, si Venezuela hubiera tenido que financiar La Tuerka? La única vergüenza será la de este país, y que la falta de pluralismo en los medios nos la tenga que resolver Chávez.
Quien por cierto será recordado como un gran transformador mundial.
El primer gran dirigente del siglo XXI, quien marcó el camino. El paso más allá de Allende hacia los gobiernos populares y la democracia social que oponerle al totalitarismo imperial-corporativo en curso.



lunes, 9 de febrero de 2015

Sociedades de la información


Mira que avisó hace días Pascual Serrano, ay mi editorial de El País de hoy. Pero ya era tarde.
http://www.eldiario.es/zonacritica/presentar-ejercito-venezolano-disparando-manifestaciones_6_352474759.html


Citizen Four de Laura Poitras. El traje Snowden del emperador que nos devino transparentes.


Ahora la derecha española se acuerda tan cariñosamente de la pobre anciana estafada bancaria. Porque lo suyo es que bufe a los griegos empobrecidos, no a quienes invirtieron su dinero en grandes operaciones de riesgo con las que obtuvieron enormes beneficios.
Poner a las víctimas contra las víctimas, tal es la buena fe del gobierno alemán y la corrupta tecnocracia europea. Y su mejor argumento. 

Varoufakis lo ha explicado muy bien en Alemania: los contribuyentes alemanes rescatan a sus propios bancos desde la banca griega (o española).
Los mismos que exigen al gobierno griego que cumpla sus obligaciones en forma de reparaciones de guerra, porque sus financieros la cagaron invirtiendo en burbujas y otras oligarquías tramposas.

¿Cuándo toca que oligarquías empresariales y financieras paguen por sus errores, tanto bancos acreedores como deudores, en lugar de las poblaciones? ¿No sería eso lo auténticamente ortodoxo?


Montoro tiene al Ministerio entero inspeccionando declaraciones de Renta de Podemos, a ver quién más la hizo mal. Ahora dice Gestha que incluso podrían tener que devolverle buena parte de lo ingresado a Monedero.
Como para poder ocuparse del tal Falciani y su malhadada lista de grandes defraudadores. Aunque ahora que Falciani se une a Podemos, quizás sí podría convenir inspeccionarlo de puertas abiertas a él también. 

¿Para qué si no sirve un Ministerio de Hacienda, y además controlar la deuda de los grandes rotativos (no digamos ya canales públicos)?
No sea que el imaginativo El Mundo vaya a adelantarse inventándose las cuentas bancarias y ganancias de Falciani.

En el 11-M, la M podría ser de Monedero. Nuestros Woodwards seguirán informando. 
Por desgrecia




sábado, 7 de febrero de 2015

Deudas


Haber destapado la caja de los truenos en Ucrania de parte de la OTAN, ansiando los extensos campos de cereales ucranianos.
Haber apoyado un golpe de Estado neofascista. Acusar luego a Rusia de agresiva por apoyar a los ucranianos que no se adhieren a dicho golpe de estado, y sancionarla.
Y acojonarse al final con la posibilidad de una guerra al lado cuando EEUU ordena enviar más armas al gobierno golpista, hasta arrastrarse diplomáticamente ante Putin.
Esta es la retardada Alemania que lidera Europa. Ahora entiende que no quiere una guerra en Ucrania. Desde luego que Putin sabe bien a qué únicas razones atiende Alemania para volverse razonable.
Da mucha confianza esta Europa germánica. No se entiende la insolencia griega, y las que vendrán detrás.


A la misma velocidad con que EEUU dice empezar a entender los vínculos entre Arabia Saudí y el yihadismo mundial.
Parece ser que el 11-S ya arrojaba alguna pista, solo que Irak se les puso en el camino.
Fueron a Irak a multiplicar el huevo de la serpiente, luego a Siria con el apoyo europeo. Y ahora les pica el Estado Islámico, a la vez obstáculo y coartada para su expansión geoestratégica en Oriente Medio.
Así suele operar la prevención performativa típicamente imperial.
Y ahora a intensificar vigilancias y recortes de derechos para protegernos de lo más turbante. Diga Orwell.


Varofaukis le recuerda a Alemania los resultados de obligar a un país a una economía de guerra, y sus resultados. Cuando vuelva a Grecia se encontrará con el nazismo como tercera fuerza del Parlamento.
Alemania no querer entender nada.
Nadie obligó tampoco a los bancos alemanes a invertir en riesgosas burbujas u otros bancos tramposos de otras oligarquías.
Cuando a los contribuyentes alemanes les trocaron deuda privada en deuda pública como en todas partes, haciéndoles acreedores de una deuda que era deuda bancaria privada, no se soliviantaron.
A la mierda, que decía Fernán-Gómez.





miércoles, 4 de febrero de 2015

Pacto Perpetuo Revisable


El peligroso ministro Valls tuvo que tranquilizar a China sobre la posible salida griega del euro.
Igualmente alarmado Obama ante las consecuencias ha salido defendiendo la razón de un país que ha perdido el 25% de su PIB por las medidas de austeridad alemanas.
¿Alguien sigue dudando sobre las cartas que puede jugar Syriza?
Es la Alemania de Merkel la que va llegando a su propio callejón sin salida. Grecia ya ha sido capaz de abrir el debate sobre la ilegalidad de la propia Troika como interlocutor, en pocos días. Cualquier negociación a la que aboque en adelante en Europa dará alas a Podemos y a otras izquierdas europeas, de ahí las reacciones enconadas de las derechas gobernantes en España y Portugal.
Cerrarse en banda como hasta ahora sería el pistoletazo de salida no de Grecia sino del fin del euro. Por otro lado, no olvidemos que hablamos de Alemania.


Pedro Sánchez quería pisar Moncloa, aunque fuera Moncloa la que le pisase a él. Objetivo alcanzado.
Se acaba de echar encima su propia cadena perpetua y se la apunta como un tanto. Parece ser que no revisaría sin embargo las partes del Pacto que convierten la protesta social en terrorista.
Tanto da porque seguirá pisando Moncloa a ratos, nunca para establecerse allí.
Siempre a remolque, ahora se inscribe fuera de plazo en la lista de los recusadores de la Troika tras los pasos de Syriza. Muy verosímil. ¡Si por lo menos hubiera escalado el edificio de la Comisión, o mejor el Atomium de Bruselas, acompañado de Calleja!
El CIS se lo cuenta en breve.


Tardaban mucho en aflorar los trapos sucios de la brutal dictadura guineana en las intermediaciones del pequeño Nicolás. Para qué iba a estar el CNI en eso si ya estaba él.


La mirífica recuperación de 2015 empieza trastabillando en 77 mil parados, pero menos que en las recuperaciones De Guindos de años previos. Curioso cómo fueron evolucionando los titulares desde esta versión del gobierno a los 200.000 puestos de trabajo destruidos. En especial en El País, que malinterpretó el optimismo del gobierno y empezó hablando de disminución del paro.