sábado, 30 de enero de 2016

Futuro y fuga del dinero


"La actual corriente de artículos sobre la presunta guerra al dinero en efectivo suele tomar como punto de partida artículos recientes de Kenneth Rogoff (Harvard) y el economista en jefe de Citigroup Willem Buiter. Ambos debaten los beneficios y riesgos de la prohibición o cuasi-prohibición del dinero en efectivo, contemplando, naturalmente, la posibilidad de una implantación gradual con restricciones sucesivas en el tamaño de los billetes y sus sumas. Esto, de hecho, es lo que se ha visto en diversos países del euro como Italia, Francia o Grecia desde los comienzos de la crisis financiera del 2008. Rogoff añade que tampoco haría falta decretar la prohibición, y que bastaría con dejar los billetes de 1 dólar o 5 para las transacciones cotidianas de los agentes marginales y rezagados de la economía como pobres o ancianos; apreciación que por sí sola ya nos da cierto olor de lo que se pretende.
Buiter por su parte va de cabeza al principal motivo de preocupación de los bancos, y sin preámbulos nos dice que la debacle financiera del 2008 se hubiera podido evitar con sólo cargar un 6 por ciento de interés negativo sobre el dinero en metálico, o dicho de otro modo, tomando un 6 por ciento de los depósitos de los ahorradores para forzar a todo el mundo a gastar cualquier dinero que pueda tener en efectivo. Se trata, en definitiva, de pasar de los rescates con inyecciones del erario público a la captura de los propios depósitos de los ahorradores, para lo cual ya hace tiempo que sin publicidad se despliegan leyes favorables. El mayor de los bancos americanos, JP Morgan Chase, ya cobra un 1 por ciento a los “excesos” de dinero en depósito.
Ni que decir tiene, si ya no hay dinero en efectivo o sus movimientos se encuentran severamente limitados se evitan las estampidas financieras con la gente pugnando por sacar sus depósitos; no hay que decretar un corral porque ya todo es por principio un corral (no hay dinero tangible que sacar), y de aquí, tal vez, el socorrido calificativo de campos de concentración financieros. Aunque hay bastante más que esto.
Las ventajas para la banca son evidentes, y lo mismo cabe decir para el estado, que, so pretexto de luchar contra la evasión fiscal, podría acceder a un control ideal y al detalle de las acciones y transacciones de los ciudadanos. Los argumentos fiscales son por ejemplo el motivo esgrimido por el gobierno de Netanyahu para su plan por etapas para una economía sin efectivo en Israel, en un estado cuyo presupuesto, se dice, se halla tan exigido por los gastos militares. Y naturalmente, los portavoces de los bancos aseguran que con estas medidas la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y el crimen -por no hablar de la evasión fiscal- sería infinitamente más efectiva.
Si las ventajas tanto para el estado como para la banca son enormes, puesto que ambos son hoy los grandes polos de poder, cabe estar seguro de que estas iniciativas gozarán del mejor viento en sus velas. Además, no sólo hay que contar con el acostumbrado despliegue de relaciones públicas para minimizar las resistencias, si de verdad las hay; más fuerte que todo esto es que el mismo Zeitgeist, el mismo Espíritu del Tiempo, ha asumido como suya la misión de convertir en electrónico todo lo que pueda ser convertido, y el dinero no es precisamente algo secundario en esta función (...)
Sin duda las tarjetas de crédito, aunque a menudo las utilicemos para ir al cajero, nos han ido haciendo a la idea del puro dinero electrónico. Pero ahora en países como Suecia o Dinamarca los mismos cajeros están desapareciendo, porque son ya muy escasas las transacciones hechas con billetes. Allí en muchas áreas comerciales ni aceptan ya efectivo, que se está tornando en un lastre o incluso en algo un tanto sospechoso. Ahora se trata de pasar de la tarjeta al iphone, y ya están aquí las aplicaciones de pago por teléfono como Apple Pay y otras, con las grandes multinacionales como siempre en vanguardia. Lo cashless y cash free es lo último y los festivales de música ingenian sistemas de pago por pulsera electrónica para que “sin contacto” pagues más y mejor. Usando datos biométricos ya no tendrás que rellenar interminables formularios por internet, sino que podrás “comprar sin pensar, como a ti te gusta” (...)
Porque siempre hay que luchar contra el crimen. Y de paso, empezamos a criminalizar toda la economía informal, se entiende que la de bajo nivel adquisitivo. Por añadidura, el sistema de los billetes, además de inefectivo, resulta muy caro para todos. Es innegable que los billetes grandes hacen más fáciles las corruptelas y los movimientos del crimen organizado, pero ya se ha empezado a decir que son la causa. Ya están cantadas las noticias de redadas contra cejijuntos terroristas atesorando sacos de billetes en sus búnkeres, mientras en los anuncios, libre de dinero, la juventud angelical vuela extasiada por el aire. Ninguna exageración, puesto que el ministro de finanzas francés Michel Sapin atribuyó los atentados de Charlie Hebdo a la capacidad de comprar cosas con dinero en efectivo; desde entonces se establecieron controles a partir de mil euros para “luchar contra el uso del dinero en efectivo y el anonimato en la economía francesa”. Y en cuanto a la publicidad, ya la tenemos.
Esta transparente “sociedad sin dinero” (en efectivo) no va a quedarse en un experimento para civilizados escandinavos; hasta el Banco Central de Nigeria ha establecido como una prioridad la reducción en lo posible de esta reliquia del pasado. También pensando en África, Bill Gates prevé soñador que “por el 2030, dos mil millones de personas que no tienen una cuenta bancaria estarán acumulando dinero y haciendo pagos con sus móviles. Y por entonces los proveedores de dinero en el móvil ofrecerán todo un espectro de servicios finacieros, desde ahorros con interés a seguros y créditos”. La Belinda and Gates Foundation está volcada en llevar la mano amiga de la banca a los más pobres, pues, como afirman en sus comunicados oficiales, también los pobres pueden ser una base de clientes rentable (...)
Sabido es que todos los grandes bancos centrales llevan años bordeando el interés cero o el interés negativo, y fabricando grandes sumas de dinero, con el pretexto de estimular la economía. En la práctica, el dinero les llega casi sin interés a los bancos y las líneas directas de crédito privilegiadas, que se dedican a especular gracias a la enorme ventaja con que cuentan. Faltaría más, el usuario normal del banco tiene que pagar unos intereses mucho más altos, por no hablar de las tarjetas de crédito. Por otro lado ese interés cercano a cero, y que se querría negativo, penaliza a los ahorros depositados en los bancos, pues ya la inflación suele ser mayor que el interés.
Con intereses negativos, el ahorrador está pagando directamente por dejar dinero en el banco, aun si ignoramos la inflación. Y por otro lado, los bancos centrales buscan obsesivamente la inflación, por la que no dejan de suspirar continuamente en la letanía de sus comunicados oficiales. “¡No conseguimos la suficiente inflación!” lloran una y otra vez, lo que debería dejar atónito al más sufrido lector de noticias, cuando siempre se nos dijo que el motivo fundacional de los bancos centrales era proteger el valor adquisitivo de sus monedas y por ende luchar contra la inflación. La razón para esto, claro está, es que en una economía de deuda como la que tenemos la inflación es ventajosa, puesto que hace más baratos los pagos futuros. Los bancos centrales, que no son sino los consorcios de los bancos privados con la bendición del estado, hacen todo lo posible por exacerbar la economía de la deuda.
Así pues, los bancos quieren tener libertad para imponer tipos negativos y que la gente tenga que pagar por su dinero en el banco. Como en tales circunstancias los ahorradores prefieren sacar el dinero y tenerlo en efectivo porque conserva mejor el valor que los depósitos, la única forma de impedirlo es terminar con el dinero en efectivo mismo. Este es el plan, tal es la solución final"






viernes, 22 de enero de 2016

Nos darán, pero bien


La Troika y el IBEX 35 nos apremian para que formemos gobierno, para poder seguir gobernándonos.
C´s se alía con el PP para vetar todo lo que se mueve, para regenerar la vida política.
El PSOE se aúna a la Derecha en la Mesa del Congreso para debilitar a Podemos, y pedirle ahora de corazón que sea su socio de gobierno.
Podemos veta el grupo de IU y Compromis, qué duda cabe que propicia la futura confluencia social.
La estabilidad era la consistencia.
Cachondeo de tronos.  



Pablo Iglesias toma la iniciativa y se la roba al sonriente Pedro Sánchez, a quien ha sonreído la fortuna según constata el primero con envidia mal disimulada, que se ofrece de vice. Así establece el marco y marca el establecimiento antes de sentarse a hablar; espanta la responsabilidad por unas nuevas elecciones que quieran achacarle luego; incluye a Garzón después de demediarlo antes y después; y le nombra al segundo los ministros, según ironiza Sánchez encantado de ser tan pretendido, tras el calvario interno que arrostra y los editoriales conminatorios de El País y resto de la prensa del statu quo.
Veremos qué pasa cuando nos lleguen en Marzo los recortes de Bruselas, pero podría ser un apaño de gobierno útil para derogar las leyes inconstitucionales, desde la Ley Mordaza o la Ley Wert hasta la propia reforma laboral o las leyes de desahucios ratificadas en su momento por Chacón.
A Rajoy, en cambio, le sobra el tiempo libre. Así puede dedicarse  al primer partido imputado en democracia por un quítame allá unos discos duros.  



Celebremos que Jiménez Losantos va a ir a la cárcel por enaltecimiento del terrorismo, tras abogar por tirotear a varios diputados: motivo similar por el que unos cuantos chavales de Twitter están afrontando hasta dos años de cárcel.
Ni un momento de duda sobre la consistencia de jueces y fuerzas de seguridad del estado, y la premura a la hora de aplicar la rauda Ley Mordaza en este caso. Pese a que algunos tuiteros escépticos presionen a @policía: eso sobra, la sombra de duda ofende. 
En Antena3 les cae, pero bien, por bruñir la exclusiva más cutre y torticera en mucho tiempo: exclusiva de una noticia de hace un año ya explicada por algunos de sus protagonistas entonces, y travestida ahora de Maduro-ETA connection.  
Con la cual reforzar la conexión iraní: el uso de los aparatos del Estado, de las cloacas de Interior, para espiar y propagandear contra rivales políticos, democracia en estado puro. Aquí es el váter-gate. 
Y montarle al hilo una pataleta a la asediada Venezuela de Maduro por albergar foros de intelectuales y activistas, siempre dentro del marco de la lucha antiterrorista contra gente que habla y razona. En Turquía el propio Erdogan, nuestro aliado democrático allá, emite una fatwa contra los intelectuales que han firmado contra el bombardeo criminal a los kurdos, Noam Chomsky incluido. Parecidos razonables.
Esta es nuestra prensa, que apenas ha incidido estos días en el incremento de fuga de capitales un 2000% durante 2013 y 2014, reseñado en el informe de Intermon Oxfam. 
Que algo debe significar. Que nos van a dar pero bien.



jueves, 14 de enero de 2016

Un simpático sindiós


Un desconcierto político de rastas Lavapiés en el Congreso.
Amenaza de piojos para nuestra Candy Crash parlamentaria preferida. Y lo asquerosamente machista que nos hubiera parecido hoy, en medio del boyante progreso en retroceso, un comentario similar sobre el pelo largo de las mujeres en un Parlamento cuando entraran allí las primeras: lo asquerosamente clasista que suenan la expresidenta y adláteres televisivos sin esperar a que estemos muertos.
Pactos de los tres partidos del status quo por la presidencia, pero disimulando hasta en editorial de El País que los preparen igualmente para algún tipo de gobierno. 
Podemos simbolizando que son el futuro, bebé en ristre, frente a los estirados rostros de los partidos viejos.
Y el poema de cara de Rajoy impactado ante tal pelaje.
Y los corruptos que aprovechan el bebé para pasar inadvertidos, en medio del polémico embeleso, y los celos del niño Errejón.
Al menos un teatro divertido, digno del mejor Twitter vertedero.
Un simpático sindiós.





La carrera de devaluación del yuan chino, que aboca a una guerra de divisas mundial y la temida deflación.
La subida de tipos de interés de la Reserva Federal, que augura la huida de capitales desde los países emergentes de retorno a EEUU y precursa unos cuantos hundimientos.
Las burbujas bursátiles de deuda pinchando, el comercio mundial en descenso.
El desplome del precio de las materias primas, en especial del petróleo, para el desplome de países y empresas.
Las bolsas internacionales que renquean la cuesta de Enero.
Un panorama internacional espléndido en 2016 para la dependiente economía española, que lo es en tantos sentidos inciertos.

                                                                   



En TV1 los expertos de teletipo niegan con excesiva fruición que el desplome financiero chino vaya a tener consecuencias en la economía española, lo cual inspira una gran confianza.
Una economía obligada a seguir recortando en inversión social por mandato europeo. Una Europa protofascista que hacina en sus castigadas orillas a cientos de miles de víctimas de nuestras guerras coloniales punta de lanza.
Y sin ningún síntoma esperanzador de ser capaces de formar por aquí un gobierno rompedor con lo anterior, para apoyar al valiente bloque portugués sobre el que ya pende la amenaza directa del corrupto Juncker y colegas. O a la Italia rebelde, o a los traicionados griegos.
Pero imposibilitados de formar tampoco un gobierno de lo de siempre, lo cual requeriría la aquiescencia de un PSOE que bascula entre las diversas formas de suicidio, y esa es la peor.
Y la Generalitat, habiendo cambiado de corrupto neoliberal insignia, CUP mediante, prosigue en rebeldía.
Un simpático sindiós.





Arabia Saudí, en su berrinche por el acuerdo EEUU-Irán, compartido por Israel, ajusticia por terrorismo a un clérigo chií solo culpable de haber denunciado la corrupción y opresión sobre su pueblo de la amable familia Saud, financiadora de Al-Nusra, Boko Haram o los horrendos takfiri desde Siria a Irak, además de estar incrementando su cuota de chiíes asesinados por todo el territorio islámico.
Entretanto su déficit alcanza el 15% y sus desastrosas políticas económicas traerán graves consecuencias sociales en casa. Pero lo prioritario es seguir desestabilizando Oriente Próximo.
No es una guerra sectaria: solo es alentar desesperadamente una guerra mundial.
Otro simpático sindiós, religiosamente administrado.



viernes, 8 de enero de 2016

Intelligentsia


El artículo del Financial Times hasta el que trasciende la polémica de la cabalgata de Reyes madrileña, según El País. La conclusión resaltada por nuestro endeudado diario global: la culpa es de Podemos por meterse en estos berenjenales que le hacen perder "capital político".
No obstante el artículo del FT comienza admitiendo lo inofensivo, incluso modernizador de la iniciativa de Carmena. El corolario inevitable, que contamos con una derecha pija muy paleta, "melodramática" e histérica se soslaya. No es el punto. Solo lo es que Podemos, que no gobierna en Madrid, o lo que significa, se distraiga con estas cosas de sus objetivos sociales y económicos.
Así razona la intelligentsia de derechas. 


Todo este asunto nos lo aclara un tuit genial:  "Carmena se carga otra tradición: deja de venderle vivienda social al fondo buitre del hijo de Aznar y Botella". O termina la relación con las amenazantes agencias de rating, o aumenta en un 27% el gasto social.
Por ahí es por donde querrían berrear, pero sería hacerle muy buena propaganda a Carmena: así es que la pagan con el pobre Gaspar de turno.
Un tuit genial, por cierto, extraído de ese "vertedero" que es Twitter para la autora del melodramático tuit vertido, noble sin par de la FAES de Aznar. 
De ese 1% altamente inteligente y corrosivo al que la susodicha pretende dar lecciones de inteligencia desde El Mundo, ese periódico que creía que el GEO atentado en Leganés tras el 11-M lo trajeron congelado de no sé dónde, puesto que nunca hubo yihadistas suicidas en todo ese asunto sino vascos separatistas.
¿Y por qué habría de querer tanta gente por todo el territorio independizarse de tal país?  
A la espera de que esta duda nos la solvente en la prensa a derechas la sutileza y la granada gramática de Cayetana de los muchos apellidos y ninguna intervención como diputada.
Que es muy inteligente porque opina como Savater.


martes, 5 de enero de 2016

Roscón de Reyes


Susana la fontanera se postula como la solución de España. Aparatosa mujer de aparato, autoritaria tan implacable como lacaya fiel a los poderes constituidos, socia de Ciudadanos. 
Quien pretenda ligarla a una futura gran coalición en las próximas elecciones, a las que trata de forzar al acorralado PSOE de Sánchez y en las que ella sea el cartel de la mano de los Botín, solo pretende dañarla sin fundamento.
Una pieza a la vista de todos: convencida no obstante de que ella rescatará al partido a partir del impulso entusiasta de tantos electores traicionados. Se va a inflar a votos de simpatía en el resto de España, incluido su cortijo andaluz.
Es tan bruta que seguro que le sale bien. Me refiero a la nación.



Mas no se va.
Rajoy no se va.
Que sean los electores a ambos lados del Ebro los que vayan abandonando antes.
Sánchez se resiste, Susana espumarajea en nombre de todos los andaluces a los que ansía dejar en la estacada en agradecimiento.
Pablo Iglesias teme a Colau porque él tampoco quiere irse nunca, menos aún antes de haber llegado todavía. 
Garzón que se iba, se queda. Y volverán las mareas.
Como sentenciaba Carlos Herrera, desde París con horror: amanece, siempre amanece. Que en este país no es poco, sino demasiado.



Magnífico el desenlace de las CUP en un acceso de democracia. Algo inaudito en esta unidad de destino en lo oligárquico. En esta farsa de país vomitada de Palacios Reales bien atados y Tribunales Constitucionales penales hoy desactivados. 
Se le desmonta la gran baza al trío de la gran coalición, incluyendo a un C´s de disolución controlada. Siempre les quedará lo social. 
Y toca escuchar a ese 85% de catalanes que demandan un referendum: Podemos enseña el camino contra ambos nacionalismos desbocados.



Jolgorio y emoción. Al fin incluso el optimismo. Solo como país ingobernable para el IBEX y la Troika recobraremos  alguna dignidad.
Imposible de cualquier otra forma.