martes, 26 de abril de 2016

El origen criminal del sistema financiero también se llama EEUU


Michael Hudson:

"La idea es no poner dinero de forma directa en EE.UU. Imagina que eres un cleptócrata ruso o ucraniano y que quieres poner mil millones de dólares en un lugar seguro. No vas a ir a colocarlo directamente en una corporación de Delaware o de Wyoming. Aunque el dinero va a acabar allí. Pero si lo pones directamente, entonces el gobierno estadounidense y el banco dirían: “Espera un segundo. Aquí tenemos al presidente de Ucrania con mil millones de dólares, justo en nuestro sistema bancario”.
Así pues, lo que tienes que hacer es blanquear el dinero. Igual pasa con el cartel de la droga colombiano. No van a poner el balance del cartel a su nombre en un banco de Delaware. Tiene que pasar por muchas etapas. Por ejemplo, el dinero que sale de Ucrania y de Rusia va a Letonia, sobre todo a través de los bancos de Riga. Me he encontrados a tipos en Riga, estadounidenses, que prestan el servicio de montar quizá hasta 30 firmas para blanquear dinero. Después enviarán el dinero a las Indias Occidentales Británicas. De aquí pasará a Panamá, ya con identidad oculta, para acabar en una corporación de Delaware en su fase final.

Puedes mirar en las estadísticas de la balanza de pagos y encontrar deuda de sucursales bancarias, en Panamá, las Indias Occidentales Británicas o donde sea, que se adeudan a la oficina central en EE.UU. Puedes mirar y ver la cantidad de valores estadounidenses, de bonos estadounidenses, de depósitos bancarios estadounidenses que proceden todos de esas islas. La magnitud es tan enorme que esto es lo que ha servido para apoyar al dólar.
El Congreso está precisamente detrás de todo esto. En la década de 1960 reconoció que, básicamente, los delincuentes son la gente que más líquido tiene del mundo. No quieren vincular su dinero con las propiedades, porque las propiedades son algo que se ve, algo visible. En las balanzas de pagos, las finanzas se llaman “Invisibles”. Si eres un delincuente, quieres que tus finanzas sean invisibles para mantenerlas a salvo. Y la inversión más segura es en bonos del Tesoro de EE.UU.

Por lo tanto, en la década de 1960 hubo la siguiente discusión en el Congreso: ¿Queremos imponer una retención de impuestos del 15% sobre los bonos del Tesoro, especialmente a los extranjeros? Señalándose que la mayoría de los extranjeros que tienen bonos del Tesoro son en realidad delincuentes. Así que el Congreso dijo: necesitamos el dinero de la delincuencia. No vamos a retener impuestos criminales. Vamos a hacer que el delito quede libre de impuestos. Vamos a gravar la industria estadounidense, vamos a gravar la mano de obra estadounidense, pero no a los delincuentes extranjeros porque necesitamos su dinero. Así pues, no vamos a retener lo que consiguen a través de sus cuentas fiduciarias en Delaware, que era el punto principal en aquella época, o en las sucursales de Nueva York o Londres de los bancos estadounidenses. Las sucursales londinenses de los bancos de EE.UU. eran los principales depositantes y la fuente de ingresos para el crecimiento del Chase, el Citibank y otros. Se llamaban eurodólares. Los eurodólares que fluían hacia esas sucursales procedían en gran medida del narcotráfico y del tráfico de armas y de los dictadores del tercer mundo en África y otros lugares.
Es decir, que bajo las presiones de EE.UU., el sistema bancario internacional se creó para facilitar el blanqueo de dinero del capital procedente de la droga"

 http://rebelion.org/noticia.php?id=211613

lunes, 25 de abril de 2016

De la colonización mental ubicua


El filósofo Alberto Santamaría (entrevista):
 
""Cuando se habla de compromiso político de los artistas, en el arte político, siempre pensamos que es de la izquierda. Partimos de que la que es doctrinaria y la que está comprometida es la izquierda".
"La derecha tiene un activismo cultural muy fuerte que parece invisible y que se basa en las formas de narrar, de contar, de semantizar y que tiene como objetivo vaciar de sentido las palabras" para resignificarlas. Una estrategia de la derecha de la que nos contagiamos con excesiva facilidad –"incluso los llamados partidos emergentes que ya hablan de emprendedores…" y que logra, por ejemplo, que "los políticos hayan conseguido que pensemos que hablar de cultura es hablar de IVA o de industrias culturales, pero la verdad es que ellos no dejan de hablar de cultura en cada una de sus intervenciones".
´Paradojas de lo cool', un conjunto de ensayos tan breves como incisivos, se fija en lo que no se ve –"el problema jamás está en lo que se ve"-, en ese robo semántico y cuestiona términos como "cultura", "creatividad", "calidad", "indígena" o "terrorismo"… pero va más allá al poner el foco de sus críticas en "lo cool". "Lo cool toma todas las técnicas del arte transformador, político, y lo convierte en fetiche. Es una forma de hacerle el juego al neoliberalismo que necesita rejuvenecerse, mostrase atractivo y lo cool le ayuda. El mundo cool supone una apropiación de las herramientas de muchos movimientos contraculturales y convierte la producción cultural en algo 'divertido'". Es lo que Alberto Santamaría denomina "Alta Cultura Descafeinada":
"La palabra creatividad no entró en el diccionario de la RAE hasta 1984. La palabra en inglés aparece estabilizada en 1950. Es importante recordar eso porque pensamos que la "creatividad" estuvo ahí desde siempre, pero no. Lo que es increíble es cómo las grandes instituciones y los bancos se han apropiado de la palabra creatividad para llevarnos a lo cool. En realidad, lo que logran es eliminar el poder transformador de la creatividad. Se ve en la educación, ahí, con el argumento de la creatividad, andamos despolitizando a los niños y a las niñas, que son animales políticos por su naturaleza. La creatividad, según esa narrativa, es mancharte las manos con pintura, pero no cuestionar o dudar sobre lo que les rodea.
La Fundación Botín es un ejemplo de este robo. Habla todo el tiempo de la creatividad y de las emociones, llega a decirnos, en su página web, que estamos adocenados. Nos venden las emociones siempre que éstas no sean políticas.
Otro ejemplo es cómo las universidades se alejan de su sentido y son tomadas por las empresas privadas. No se puede investigar sin apoyo de una empresa… de alguna manera las universidades privadas se han convertido en una subcontrata del sector privado""



domingo, 24 de abril de 2016

Dulce latrocinio de paraíso al lado de casa


"Un profesor de una universidad australiana realizó una investigación, publicada en 2008, en materia de paraísos fiscales. Para ello se hizo pasar por un cliente y, a través de un servidor anónimo, pidió información a las empresas que se anuncian como “offshore” (opacas) en medios como “Financial Times” o “The Economist”. El supuesto cliente quería, en primer lugar, constituir una empresa; y, además, abrir una cuenta corriente en una sociedad “opaca” (...) Se llevó la sorpresa de que un alto porcentaje de estas empresas (oferentes de servicios “offshore”) que le respondieron, no necesitaban que se les facilitara un pasaporte compulsado ni identificación demostrada. Además, cerca de la mitad de las empresas que requerían menos requisitos de identificación, estaban radicadas en Estados Unidos (Wyoming, Delaware y Arkansas) y en Gran Bretaña (en la City de Londres). No en Panamá (...)
El grueso del dinero blanqueado no es el de los delitos de “cuello azul” (narcotráfico, tráfico de personas, de armas o extorsiones), sino el de los delitos de “cuello blanco” (delito fiscal, malversación de caudales públicos, cohechos, estafas y delitos urbanísticos). Esto es lo que genera el “gran” dinero ilícito en España y en todos los países. Y ése es el dinero en el que hay que fijarse para explorar el blanqueo de capitales, lo demás son relativamente menudencias. Además, es un dinero que sigue rutas mucho más complejas, por ejemplo, los cohechos recorren numerosos paraísos fiscales y están particularmente bien blindados, porque las personas políticamente expuestas son las que se hallan normalmente detrás (han recibido el dinero del cohecho) 
¿Cuál es el “mapa” de los paraísos fiscales en el mundo?
Precisamente el de los tres grandes países que crearon el régimen internacional de lucha contra el blanqueo de capitales: Gran Bretaña, con el epicentro en la City de Londres; Estados Unidos, con el eje en Nueva York; y Suiza, con el foco en Ginebra. Se trata de los tres grandes sumideros de dinero ilícito –y también tres de los países con mercados financieros más líquidos del mundo-, rodeados por jurisdicciones periféricas donde se capta ese dinero ilícito, que termina en las tres plazas financieras citadas. El dinero entra por Panamá, las Islas Vírgenes del Caribe, Andorra, Gibraltar…" 



jueves, 21 de abril de 2016

Música nuclear de vuelta


Amy Goodman (Democracy Now!):

"A pesar de esas nobles palabras, el presidente Obama lanzó lo que la Alianza para la Responsabilidad Nuclear (ANA, por sus siglas en inglés) calificó como “un desastroso programa de un billón de dólares”. Así se titula un reciente informe sobre el ambicioso plan de Obama para modernizar el arsenal nuclear de Estados Unidos. El informe será dado a conocer el próximo lunes. Marylia Kelley es una de las autoras del informe y se desempeña como directora ejecutiva de la organización Comunidades de Tri-Valley Contra un Medioambiente Radioactivo (Tri-Valley CARE´s, por sus siglas en inglés), una organización que trabaja en asociación con la Alianza para la Responsabilidad Nuclear. Sobre la visita de Kerry a Hiroshima, Kelley dijo en el noticiero de “Democracy Now!”: “Kerry fue con las manos vacías. Estados Unidos tiene que ir con un plan concreto que tenga por objetivo reducir su propio programa de armamento nuclear. En lo que respecta a armas nucleares, no se puede predicar la abstinencia desde la barra principal de un bar. Estados Unidos está comenzando una nueva carrera armamentista nuclear, porque los otros Estados que poseen armas nucleares, cuando ven nuestro ‘programa de modernización’ obviamente están empezando el suyo propio. Esto tiene que terminar”. Marylia Kelley vive en Livermore, California, sede de uno de los laboratorios nacionales del Gobierno de Estados Unidos dedicado al desarrollo y fabricación de bombas nucleares (...)
Marylia Kelley sostuvo: “Si Obama fuera a Hiroshima, tendría que aprovechar la visita como una oportunidad, no para pronunciar promesas y palabras vacías acerca de un futuro mundo libre de armas nucleares, sino para realizar propuestas concretas acerca de la forma en que Estados Unidos va a dar pasos en esa dirección y la forma en que vamos a cambiar de rumbo, porque en este preciso momento, avanzamos a pasos agigantados en la dirección opuesta”.
Los debates de la actual campaña presidencial estadounidenses casi no han incluido el tema del arsenal nuclear de Estados Unidos y todos los gastos, desechos nucleares e inmensos peligros que constantemente representa. Al día siguiente de haber lanzado su campaña a fines de mayo de 2015, se le preguntó al senador Bernie Sanders acerca del programa de actualización del arsenal nuclear de EE.UU. en una asamblea pública celebrada en New Hampshire: “Todo eso tiene que ver con nuestras prioridades como país. ¿Quiénes somos como pueblo? ¿El Congreso escucha al complejo militar industrial que nunca ha visto una guerra que le desagrade o escucha a las personas de este país que están sufriendo?”

martes, 19 de abril de 2016

Educación corporativa



"De esto se trata la llamada reforma educativa, este es el nuevo desplazamiento de la colonialidad del poder, que desde sus documentos “ecuménicos” internacionales reproducidos viralmente en documentos regionales y locales imponen por la vía del precepto “modernización” el imaginario del servilismo educativo.
La estandarización en sí misma es el triunfo de la pedagogía instrumental que en términos generales nos habla de educar por competencias y habilidades, en su universo no aparece la crítica, sino la “comprensión”, la “adaptación” y la “flexibilidad”. Lo terriblemente perverso es que los documentos de la reforma educativa hablan desde hace 26 años de “inclusión”, que no es más que un mito discursivo de que el “excluido” vaya a la escuela, pero después vuelva a la marginalidad, con políticas focalizadas para mantenerlo en esa condición. O la llamada “calidad” educativa, que pone su foco en los “resultados” instrumentales.
Todos esos conceptos también vienen de los organismos internacionales, sus fundaciones empresariales y de grupos o sociedades civiles que se han trasformado en la intelligentsia de la educación global (...)

Un artículo de David Brooks, publicado hace poco más de tres años nos informa lo siguiente:

De pronto, la educación pública se ha vuelto un nuevo ‘mercado’, gracias a las reformas impulsadas durante la década pasada.
Una conferencia de inversionistas interesados en el sector educativo con fines de lucro (Capital Roundable For Profit Education Private Equity Conference), en julio del año pasado, afirmó que `la educación es ahora el segundo mercado más grande de los Estados Unidos, valuado en 1.3 billones de dólares’.
Empresas como Pearson (la cual fue investigada por invitar a legisladores a viajar por el mundo justo antes de que tomaran decisiones sobre el otorgamiento de contratos para exámenes) y el Fondo Becas McKay, creado por Jeb Bush, el hermano del presidente que promulgó las reformas educativas que tanto interesan al sector privado, han visto cientos de millones de dólares en negocios.
El economista Jeff Faux reporta que el multimillonario Rupert Murdoch, dueño de Fox News, el Wall Street Journal y el imperio News Corp, afirmó que ‘la industria de la educación’ estadounidense representa una ‘oportunidad’ de 500 mil millones de dólares para los inversionistas. 
Al desviar flujos grandes de dinero existentes del sector público al privado, esto creará nuevas iniciativas con fines de lucro que podrían ser capitalizadas y transformadas en acciones bursátiles y otros ‘instrumentos financieros’. 
Más allá de esto, los contratos multimillonarios para sistemas de evaluación, desde bancos de datos, computación, exámenes, guías de evaluaciones, servicios de apoyo para mejorar las calificaciones y sistemas on line de instrucción, ya están enriqueciendo a todo tipo de empresas, desde Microsoft (la de Gates) a Pearson y Kaplan, entre otras.
(…) Bill Gates, a través de su Fundación Bill y Melinda Gates, ha usado sus masivos recursos para definir en gran medida sobre educación (…) ha sido el principal impulsor de reformas federales y estatales que se centran en la evaluación de maestros y escuelas con base en los resultados de los exámenes estandarizados, la promoción de escuelas privadas y semiprivadas (escuelas chárter) y la aplicación de soluciones de mercado a lo que ha tachado de ser un sistema ‘fracasado’.
Su fundación es la organización ‘filantrópica’ más grande en el sector de educación pública. Gates lo ha logrado financiando desde agrupaciones promotoras de políticas educativas, think tanks, medios especializados, universidades, líderes académicos y periodistas, hasta programas de televisión y películas de Hollywood” (...)

Es imprescindible cerrar este capítulo II de La educación en la era corporativa con otra cita de Noam Chomsky: “En los últimos 25 años, ha habido un ataque generalizado a la solidaridad, a la democracia, al derecho social o a cualquier cosa que interfiera con el poder privado; son muchos los objetivos. Uno de esos objetivos es indudablemente el sistema educativo (…) Un sistema público de educación se basa en el principio de que unos se preocupan por los otros (…) Hay un gran esfuerzo por debilitar todo eso, en tratar de privatizar las aspiraciones para así controlar totalmente a la gente (…) el debilitamiento de la concepción de solidaridad y cooperación, eso es lo que radica en el ataque al sistema de escuelas públicas, el ataque a la seguridad social, el esfuerzo por bloquear cualquier forma de sistema nacional de salud (…) todo ello es parte general de crear un orden socioeconómico bajo el control del poder privado"

domingo, 17 de abril de 2016

Siempreviva en el ojal


Berta Cáceres iba camino de un reconocimiento a la altura del Nobel de la Paz pero los escuadrones de la muerte la asesinaron en su casa, tras numerosas amenazas desde ese régimen hondureño fruto del golpe militar auspiciado por Hillary Clinton.
El Papa Francisco llegó a tratarla, pero aún no hemos oído su franciscana condena. Que el jefe de la Iglesia hondureña, connivente con el golpe, sea su monseñor mano derecha podría influir.
La ONU avisa -como suele: más por pasiva que por activa- de que Honduras es hoy el país más peligroso para los activistas ambientalistas y de derechos humanos de los indígenas.
Asistiremos a muchos reconocimientos póstumos de Berta, hoy ondea en muchas páginas internacionales. ¿Han leído ustedes sobre ella en los grandes rotativos españoles, en su momento tan tibios cuando se produjo el golpe contra Zelaya?
Esto mientras se suceden los sucesivos golpes blandos de las derechas duras en Latinoamérica: la Ley de Amnistía en Venezuela para absolver asesinatos y actos terroristas con bombas incendiarias, el extravagante impeachment en Brasil, la vuelta maniatada al FMI de Argentina. 
Al final, menos papistas que el Papa.



El ministro Soria del impuesto al sol y de unas prospecciones más en Canarias se enreda en el argumentario típico de un dirigente del PP cazado: solo que empieza a no servirles, tras la avalancha de casos aislados. 
¿Servirá para abrir el melón del debate energético y ecológico? Perdonen que no me levante.
El resto, PSOE, CIU y demás fauna del régimen del 78, reza para que no salgan los papeles de otros lugares.
Pero obliga al PP a hacer precampaña anunciando un melifluo y dialogante programa social, irrechazable por el PSOE, para formar la anhelada coalición que la prensa de papel y tv. demandan con desesperación en esta guerra de los cien días.
Por si las encuestas les volvieran a flojear de aquí al próximo mes.
Veamos el ritmo de degradación de la situación económica y la proliferación de culpas lanzadas sobre la inestabilidad política, léase ausencia de gran coalición de extremo centro.
¿Nuevas elecciones? Desde luego, con un frente unificado de progreso social serían lo más deseable para las gentes de sentido común. 
O que por lo menos se visten por la cabeza.



viernes, 15 de abril de 2016

Regreso al futuro cercano



"Si a los "Papeles del Pentágono" de Ellsberg no se les llamó "Papeles de EE.UU.". Si al "Escándalo de Watergate" no se le etiquetó como "El escándalo de EE.UU.". Si a los "WikiLeaks" de Assange no se les conoció como "Los papeles de EE.UU.". Si a los papeles que divulgó Snowden tampoco se les llamó "Los Papeles de EE.UU.", siendo todos exclusivamente de EE.UU., entonces, ¿por qué los "Papeles Mossack-Fonseca", que no son ni del Gobierno de Panamá ni de Panamá, sino de una firma de abogados, se les bautiza como "Los Papeles de Panamá"? El Gobierno de EE.UU. ha aceptado haber financiado la filtración de los 11,5 millones de los papeles Mossack-Fonseca y habérselos entregado al diario alemán. De aquí dan un salto y caen en manos de un Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos (CIPI) apoyado por el multibillonario George Soros, Rockefeller y Ford, que se dedican a atacar a los países de la antigua Unión Soviética.
Curiosamente no han desnudado a ciudadanos de EE.UU. que surfean alegremente en la offshore Mossack-Fonseca, sino selectivamente a algunos personajes engorrosos de los países emergentes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). La casualidad existe, pero no entre discípulos de Maquiavelo.
Panamá ocupa el 13º lugar entre las más grandes empresas offshore del mundo. Relativamente no somos tan importantes. La conspiración va más allá: quieren enlodarnos para provocar una estampida mundial hacia los paraísos fiscales de EE.UU., Gran Bretaña, Holanda e Israel, más "confiables" que los panameños" 





Santiago Alba Rico:
"La peculiaridad del potlach postelectoral español es que en él una de las partes no necesitaba dar nada para hacer creer que daba mucho mientras que la otra hubiera necesitado darlo todo para hacer creer que daba algo. ¿Y esto por qué? Porque el potlach no se celebraba en una plaza sino en los medios de comunicación. Es comprensible y legítimo que los periodistas tengan su propia posición política; e incluso que consideren amenazado su país por un determinado proyecto y consideren que, contra ese proyecto, cualquier procedimiento -incluso el más radical, la mentira- es justificable. Lo que no pueden hacer es llamar a eso periodismo. Pues bien, en el potlach celebrado entre PSOE y Podemos, Sánchez ha contado con una riqueza adicional: las televisiones y los periódicos, que le han permitido aparecer como donante generoso, flexible y abierto mientras se atrincheraba en un pacto con C’s que excluía de entrada y definitivamente a Podemos. Al mismo tiempo, en este binarismo pugnaz, el partido de Pablo Iglesias se veía obligado a escoger entre dos posturas igualmente entrópicas: la intolerancia, si es que defendía su programa, o la debilidad, si es que finalmente cedía para no quedar fuera de juego (...) Sánchez, terrorista suicida, ha dejado incólume al PP y robustecido a C’s mientras conseguía su propósito de hacer daño a Podemos. Gran hazaña demostrativa de su voluntad de “cambio”. Él no sobrevivirá. Podemos quizás sí, siempre y cuando se dedique desde ya a preparar las elecciones, es decir, a recuperar a los que se han descolgado y a sumar a los que faltan"



martes, 12 de abril de 2016

Hordas climáticas


Naomi Klein:

"Los libros están llenos de los fracasos del filantrocapitalismo que propone Clinton. Cuando se habla del cambio climático, todos tenemos las pruebas necesarias para saber que este modelo es un desastre a escala mundial. Esa lógica permitió que el mundo tenga mercados de carbono infestados de fraude y dudosas compensaciones en las emisiones de carbono, en lugar de una regulación más dura para los que contaminan: nos dijeron que la reducción de emisiones tenía que ser una situación en la que "todos ganaran" y en "sintonía con los mercados".
Si el próximo presidente pierde más tiempo con estas estrategias, se nos acaba el tiempo, así de simple. Si queremos tener alguna esperanza de evitar la catástrofe, las medidas que se tomen deben ser de una velocidad y alcance sin precedentes. Si se diseña de manera adecuada, la transición a una economía post-carbono puede generar una gran cantidad de situaciones en las que "todos ganen". No solo significaría un futuro más seguro, sino un gran número de trabajos bien remunerados; un transporte público mejorado y económico; ciudades más habitables; así como también justicia racial y ambiental para las comunidades que se encuentran en la primera línea de la extracción de contaminantes.
Precisamente, la campaña de Bernie Sanders está construida alrededor de esta lógica: no la de darle caricias a los ricos esperando un poco de nobleza por su parte, sino la lógica de que el ciudadano común se organice y los desafíe, obteniendo regulaciones más severas, y la de obtener como resultado un sistema más justo.
Sanders y sus partidarios entienden algo fundamental: no todos van a salir ganando. Para que algo de esto ocurra, las empresas de hidrocarburos, que por décadas han hecho una cantidad obscena de dinero, van a tener que empezar a perder. Y perder mucho más que la reducción de los impuestos y subsidios que Clinton prometió recortar. Tendrán que perder también las nuevas concesiones mineras y petroleras que tanto desean; se les tendrán que denegar los permisos para los conductos y terminales de exportación que tanto quieren construir. Tendrán que dejar donde están billones de dólares en reservas de combustibles fósiles.
Al mismo tiempo, si los paneles solares se multiplican sobre los techos de las casas, las grandes empresas de servicios eléctricos perderán una parte importante de sus ganancias: sus antiguos consumidores entrarán en el negocio de la producción de energía. Esto crearía oportunidades para una economía más equitativa y, en última instancia, para bajar las facturas de los servicios públicos. Pero, una vez más, algunos intereses poderosos tendrán que perder (ese es el motivo por el que la central de carbón de Warren Buffett en Nevada le ha declarado la guerra a la energía solar).
Un presidente dispuesto a infligir esta clase de pérdidas a las empresas de combustibles fósiles y a sus aliados tiene que ser mucho más que alguien que no participa en actos de corrupción. Tiene que estar a la altura de la batalla del siglo, completamente seguro de qué lado tiene que ganar. Mirando las elecciones primarias demócratas, no hay duda de cuál de los dos da la talla en este momento histórico. ¿Las buenas noticias? Acaba de ganar en Wisconsin. Y, además, no sigue las pautas de buen comportamiento de nadie"


 

viernes, 8 de abril de 2016

Mejor aún que el chocolate suizo


"Pero ¿de dónde proviene tamaña filtración? Todo lo que sabemos es que la información fue obtenida de una fuente anónima, progresiva y gratuitamente desde hacía más de un año, o un año aproximado, por el diario alemán Sueddeutsche Zeitung y que, para procesar tamaña cantidad de información, fue compartida benévolamente con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (International Consortium of Investigative Journalists - ICIJ), creada en 1997 por iniciativa del Center for Public Integrity.
¿Quién financia al Center for Public Integrity? Puras perlas. Las más destacables: Rockefeller Brothers Fund, Rockefeller Family Fund, Open Society Foundations, Ford Foundation, Carnegie Corporation of New York, etc.
¿Quién financia al ICIJ? Entre los más destacados se encuentran la Open Society Foundations y The Ford Foundation. La primera está directamente ligada con el conocido especulador financiero George Soros que, a su vez, es miembro activo del Council on Foreign Relations (CFR), la estructura más influyente de la política exterior estadounidense (...)
El mensaje que está enviando el asunto "Panamá papers" es que los capitales ya no están seguros en paraísos fiscales como Panamá, el gran chivo expiatorio. Por lo que los grandes capitales podrían verse obligados a trasladar sus activos a un lugar más seguro y con menos restricciones.
Ahora bien, la pregunta sería dónde. Esta es la parte buena e interesante que hay que poner mucha atención. A principios del presente año (27 de enero) la afamada compañía de información financiera Bloomberg publicaba un interesante artículo firmado por Jesse Drucker, periodista de investigación, en el que destacaba que Estados Unidos se estaba convirtiendo en el "paraíso fiscal favorito de las grandes fortunas". Según el artículo, el director de Rothschild & Co, Andrew Penney, aconsejaba a los grandes capitales a trasladar sus fortunas a Estados Unidos porque se había convertido en la "mejor opción". Y efectivamente, ya existen firmas proveedores de servicios en paraísos fiscales que ya están trasladando sus clientes a Estados Unidos, señala. Pero ¿por qué Estados Unidos? Porque simplemente no está dispuesta a plegarse a las nuevas normativas de la OCDE firmadas en el 2014 (CRS o Norma de Información Común), la cual busca aumentar las medidas de control y transparencia para las cuentas bancarias depositadas en el extranjero. El artículo señala, y mucha atención aquí: "La firma (Rothschild & Co) dice que su desembarco en Reno (EEUU) responde al interés de las familias de todo el mundo por la estabilidad de EEUU"."






sábado, 2 de abril de 2016

Recordatorios de primavera



Ya es primavera en el corte francés. Y los indignados franceses miran a España. 
España mira cómo se empantana el extremo-centro en su propia ingobernabilidad ganada a pulso social, aderezada de ese déficit anti-austeritario del pasado año que ha facilitado el crecimiento del PIB y que vuelve a pintar en bastos ordoliberales próximamente, mientras los medios culpan a Podemos de dicha ingobernabilidad. 
Santa ingobernabilidad que tan nerviosa pone a las elites europeas y nacionales: el mejor resultado hasta ahora de aquella indignación, que afuera sigue apreciándose en su importancia como hito histórico europeo, justo al contrario que en nuestros sesgados aparatos político-mediáticos caseros:


Rafael Poch (La Vanguardia):

"Como en toda Europa, la involución social francesa data de 30 años. Algunos fechan su inicio en 1983, cuando Mitterrand cambió su programa común de izquierdas por la desregularización neoliberal. El caso es que hace mucho tiempo que la vida social se degrada en Francia. Como en todas partes, la teología dominante afirma que el problema de la economía francesa tiene que ver con el exceso de Estado y de gasto social. El bombardeo mediático de esta idea, así como la escuela que ha creado a lo largo de toda una generación, son considerables, pero ya en 2005, con el referéndum contra la Constitución Europea, los franceses dijeron no, por más que su voluntad fuera olímpicamente ignorada. En todo caso, muchos sueñan ahora con un despertar. Con la idea de un vaso colmado, cuya última gota —el proyecto de ley laboral— comienza a desbordar para dar lugar a una de esas erupciones sociales francesas. Frédéric Lordon, el principal panfletista de moda de la izquierda de la izquierda local, repite estos días en sus intervenciones que si Francia peta se llevará por delante las instituciones existentes. Yannis Varufakis apunta, y tiene razón, que sin una Francia rebelde y despierta, no habrá cambio en Europa. La huelga general del día 31 deberá dar la medida de todo eso. La juventud ha estado más bien ausente de las discretas movilizaciones sociales francesas, pero el día 9 algo se movió. Llama en especial la atención la ausencia del sujeto, precario y marginado de las banlieues. Sin que ese sujeto aparezca en la calle, el cambio se quedará en sueño"




Eric Toussaint:
"Bajo ciertas condiciones el impago de parte de un gobierno estatal-nacional es una de las prioridades. Es una de las primeras medidas que tiene que tomar un gobierno en un país que se enfrenta a un grave problema debido al pago de deuda (...) 
Eso tiene que ser parte de un plan integral que abarque medidas como el control de capitales, toma de control de los bancos por parte del gobierno para su socialización, medidas tributarias progresistas fuertes: reducir los impuestos pagados por la mayoría de la población, en especial para los más pobres, eliminar impuestos de consumo de productos y servicios prioritario (electricidad, comida, agua, etc. ; hasta unas ciertas cantidades), y subida de impuestos fuerte para los más ricos, sobre todo el 1%. También creación de empleo e incentivos para la producción prioritaria, en especial a sectores para la transición ecológica. También es importante promover circuitos cortos entre productores y consumidores, incrementar empleo público, p.e. en salud, educación, cuidados sociales, dependencia, discapacidad, servicios para aliviar el trabajo de las mujeres, de apoyo a las tareas de crianza, etc. Por último se me ocurren medidas de distribución del trabajo, como la reducción del horario y aumento del salario mínimo.
La auditoría e impago hacen parte de un plan integrado. Incluso integra el lanzamiento de una moneda complementaria (...)
La izquierda debe identificar cuál es el punto más importante para luchar contra el capitalismo financiarizado. Esto es: la extorsión ejercida a través de las relaciones acreedor-deudor. Si se entiende esto será posible trabajar juntos alrededor de estos objetivos. De las experiencias que he vivido sacó una lección: es sumamente importante mantener la presión del movimiento deuda sobre los partidos de izquierdas. En el caso del Estado español es fundamental el papel de la PACD, sobre el futuro de los gobiernos del cambio, y sobre el futuro de Podemos e IU, si son parte de un gobierno (...) El éxito de estas organizaciones de izquierdas pasa por cuestionar la deuda. Si dan la espalda al movimiento de la deuda acabarán aplicando políticas de derechas, como sucedió en Brasil, Grecia y en otros muchos sitios"