miércoles, 20 de mayo de 2015

Geometrías invariables


Aguirre consorte, la del marido corrupto a sus faldas, liberará a Madrid de ETA, mediante la caza de brujas de juezas laureadas, antaño amenazadas tanto por la ultraderecha como por la misma ETA.
Los guardias de movilidad irán en vanguardia en esta encarnizada lucha, que se libra en las portadas de El Mundo y ABC. Hasta los espejos del callejón del gato se han negado a semejante parodia por decoherencia.
Todo esto lo llevaría en el programa si contase con él. Pero solo cuenta a estas alturas con Telemadrid.
Es un órdago a la inteligencia de los madrileños, lo que quede de ella. Igual esta vez se lo terminan viendo. Está al borde de no poder gobernar ni con Ciudadanos: ahí estará la respuesta. Villacís que asegura que con Aguirre ni las gracias: a ver si es verdad.
Como reían en Twitter, le va a salir a comprar un puñado de concejales esta vez.


Ciudadanos que debe limpiar sus listas de falangistas y xenófobos emigrados de otros partidos a la misma velocidad en que se elaboran.
Rivera mirará cama por cama a ver cuántos duermen en ella. Él, que se presentaba desnudo, está capacitado para ello.


Y quién habla hoy del paro o la deuda, se plantea Rajoy. Ya nos hemos encargado de camuflar ambos elefantes en todos los medios en que influimos o controlamos.
En el País de las constantes detenciones por opinión, protesta o disidencia en las redes, solo nos cabe señalar hacia Venezuela.
Algo bueno tendrían los nazis, aseguran sus periodistas por tv, días después de acudir por fin al homenaje a republicanos en campos de concentración alemanes. Se empieza por ahí y cualquier día las víctimas propias de nuestros campos de concentración logren derechos aquí.
Dejémonos de líos, culmina triunfante Rajoy.


Después de semejante pantomima electoral sin gracia a lo largo de todo el país, le siguen llamando democracia: pero dice Aguirre que desde que apareció Podemos no lo es.




1 comentario:

  1. Algunos políticos y periodistas nos tratan como a tontos, pero quién se cree sus mentiras?
    Sí, muchos cerrarán los ojos a la realidad y dirán el " todos son iguales". El cuento de siempre.
    Pobre de nosotros si nos cierran todas las ventanas. Esto será irrespirable.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar