lunes, 5 de diciembre de 2016

La Unión deshace la fuerza


 La UE empieza a recoger la siembra social de sus políticas: como en los 30, en que el crack del 29  y la Gran Depresión tras décadas ultraliberales se agravaron con políticas de austeridad que tanto sufrimiento social produjeron, lo que alentó el fascismo. El rapto tecnocrático de Europa desemboca en los Orban y Le Pen, una vez los europeos miraban hacia otro lado en Libia o Siria y practicaban la xenofobia contra sus refugiados, fruto de nuestras políticas neocoloniales. Bienvenidos a los viejos demonios, cortesía BCE, la Comisión y el Eurogrupo de los "moderados".


Carlos Elordi:

"Dentro de seis meses puede empezar a concretarse lo que hasta hace muy poco se consideraba imposible: que la Unión Europea inicie su desaparición. El Brexit ha sido un primer paso en ese camino. Por sus efectos reales, que empezarán a conocerse dentro de muy poco, y por su impacto psicológico en todo el continente. Este domingo pueden producirse dos nuevos episodios de ese proceso que algunas voces muy fiables consideran imparable. Si el "no" gana en el referendo sobre la reforma constitucional italiana, las elecciones que podrían seguir a ese resultado darían la victoria a partidos que están en contra de la UE y del euro (...)
En ese inquietante contexto también hay que colocar la elección del muy reaccionario y liberal François Fillon en las primarias de la derecha francesa. Que según autorizadas opiniones, no han reducido, sino todo lo contrario, las posibilidades de que el antieuropeo y anti-euro Front National de Marine Le Pen gane las presidenciales galas de esta primavera. Si esto ocurriera y se sumara a las hipótesis anteriores sobre Italia y Austria, la Unión Europea podría empezar a contar los días que le quedarían de vida y, de paso, el panorama geopolítico de Europa y del mundo que su existencia ha sostenido en el último medio siglo sufriría un cambio sustancial y lleno de graves incógnitas (...) 
El Movimento Cinque Stelle de Beppe Grillo, la xenófoba Lega Nord y el partido del una vez más renacido, a sus 80 años, Silvio Berlusconi, propugnan el "no". Junto con ellos, el sector del antiguo Partido Comunista que milita, cada vez más incómodo y opuesto a su líder, en la formación de Renzi. Y una miríada de movimientos sociales y personalidades de muy diversa orientación y práctica política.
En los últimos días los mercados parecen inclinarse por la victoria de esa amalgama. Las bolsas están cayendo y la prima de riesgo italiana está subiendo (...)
Si en mayo, en la segunda vuelta, Marine Le Pen se hace con la presidencia de Francia, la situación se haría incontrolable. En el terreno financiero y en el diplomático. Aunque sólo sea porque la ultraderechista gala propugna un entendimiento de Francia con la Rusia de Putin en cuestiones tan calientes como la guerra de Siria y en el conflicto de Ucrania. Su rival, François Fillon, también es partidario de un acercamiento a Moscú, con lo que el eje franco-alemán que hasta ahora ha dirigido la UE podría ser puesto abiertamente en cuestión.
La Unión Europea no está preparada para hacer frente a esa eventualidad. Y mucho menos a la salida de socios tan importantes como Italia o Francia. El Brexit, unido a fracasos como el de la política hacia los refugiados, entre otros, ya la ha sumido en lo que algunos creen que es una crisis existencial. Y la victoria de Donald Trump amenaza su statu quo comercial, económico, político y diplomático. Este domingo puede empezar la crónica de un desastre. O no"



1 comentario: