miércoles, 4 de marzo de 2015

Fuegos de tronos


Imprescindible saber de las gestas golpistas y homicidas del alcalde de Caracas o de Capriles, esos demócratas. Pero no será por nuestra prensa corporativa. Tampoco los recientes informes de la ONU y la UNESCO sobre los logros sociales del chavismo.
Nuestra prensa y gobierno se esmeran hasta lo indecible en rehabilitar democráticamente a Méjico o Colombia de las desapariciones y los miles de sindicalistas asesinados.


El bipartidismo judicial prepara simultáneamente la sucesión de Ruz y Alaya, para que las causas vuelvan a alargarse por los años.


Ciudadanos viene impulsado desde grandes empresas y bancos. Será bueno que Podemos no deje de recordarlo.
Recordar que el gurú económico Garicano es un economista liberal encantado del sistema y de conocerse en la España de la burbuja, la especulación y el pelotazo corrupto. Siempre ha estado en el ajo.
Incluso en su lema Cambio sensato va implícita la amenaza desde la oligarquía.
Es el PP quien más debe temer su irrupción. Junto con sus mil frentes de la ignominia, y los que se irán abriendo en próximos meses, será la variable más relevante en sus incontinentes pérdidas electorales.
Si Podemos teme que también a ellos les arrebate puntos y electores, será por culpa de su indefinición. En el pecado iba la penitencia. Ingenuos si pensaban que el sistema iba a permitirles concitar el voto liberal o conservador desengañado del PP, arrebatándoselo a una devaluada UPyD.
Es a los abstencionistas más castigados a los que tratar de arrancarle el voto, como Podemos podría aspirar a mayoría suficiente o poderosa en un tablero multipolar. Y eso requiere centrarse explícitamente a los cuatro vientos en un plan de emergencia social, no en convencernos de haber trascendido el eje derecha-izquierda.
En Podemos van pisando tierra, ya no se creen cuando dicen mayoría absoluta. Y se lanzan al fin a las propuestas definidas, la más reciente la de apostar por una economía de la igualdad de género y los cuidados como motor de crecimiento, una línea ya apuntada como central en el documento de Torres y Navarro.
Quizás sí les convendría ese debate que les exige Albert Rivera, para al fin definirse públicamente frente a los significantes vacíos del más de lo mismo pero blanqueado.
Otra asimetría obvia es que C`s viene a complementar a PP o al PSOE más socioliberal según los casos, mientras que Podemos ya ha derrocado al PSOE como segundo partido que aspira a la primera plaza.



Ignacio González rápidamente en el disparadero, como suponíamos. Nunca mejor policialmente dicho.
Está claro que en su grave acusación de chantaje policial -inverosímil en una improvisada cafetería, a la que habría acudido a hablar de un ático legal- además de meterse en una demanda judicial por parte del comisario acusado, nos quería decir Cifuentes sin nombrarla explícitamente. Fuego amigo de tronos.
Se le llama morir matando. Como mínimo pone en situación incómoda la decisión de Rajoy, que de seguir demorándose permitirá que afloren y copen el foco justamente esos trapos que harían nacer muerta la candidatura. Ya lo está con el propio González, pero también deja viciada de sospecha a su sucesora y los modos empleados para descabalgarlo.
Quizás inmejorable para un posible tapado que comparezca con el único mérito de situarse fuera de este obsceno enmierdamiento.
Es que Rajoy es políticamente un genio, nos lo tiene dicho Losada.





No hay comentarios:

Publicar un comentario