sábado, 7 de marzo de 2015

Prensas


Santa Cifuentes de los esbirros a la cabeza del PP madrileño.
Las apuestas por que Tania Sánchez encabezará finalmente la candidatura autonómica de Podemos. ¿Salto al vacío o componendas soterradas? Polémica servida.
En todo caso, sería una buena elección.
¿Será posible el triunvirato Tania González-Gabilondo-García Montero que los descabalgue de una vez?
Entretanto la policía de Cifuentes seguirá haciendo lo que deba.
Veremos cuánto le pasan factura en los barrios las tropelías y barbaridades cometidas en las calles de la protesta pacífica, en especial el 22-M. O las actuaciones policiales en los desahucios.
Cifuentes es el símbolo en Madrid del estado policial que viene, y de la soberbia autoritaria apisonadora equiparable a la de Aguirre. La apuesta del PP es clara. Y no lo digo por su contribución al 8-M.
Sus resultados esta vez inciertos. Ya es algo.


¿Cuándo toca la exigencia de que el dinero público destinado a salvar bancos y empresas se devuelva, si es preciso mediante nacionalizaciones, y se emplee ahora en un más que necesario rescate ciudadano?
Me gustaría oír ese discurso a todas horas, el resto es follaje. Y debería permear y emanar desde los movimientos sociales. En cierta medida, el discurso sobre la casta ha sido acicate electoral, pero también un reduccionismo discursivo devenido en trampa mortal.
Sí, demasiado radical para el sentido común impuesto por los medios corporativos. De ahí la necesidad ineludible de construir y contraponerle un sentido común ciudadano, que alentar desde los partidos políticos que pretendan canalizar ese deseo de cambio. ¿No era eso?
Guerra a la prensa propagandística generalista, la prioridad genuinamente gramsciana. El papel que está jugando la prensa digital crítica en esta democratización, incalculable.
Y sin embargo no es suficiente, cuando vemos crecer a un partido como Ciudadanos basado en la vieja idea neoliberal de que el contrato único lo arregla todo, la suposición tan del gusto patronal de que basta incidir en las reglas del mercado laboral en contra de los trabajadores para solventar el problema del paro.
Está claro que no se han aprovechado algunas atalayas mediáticas para explicar bien un puñado de puntos básicos sobre crisis, burbujas financieras, rescates, deudas, reformas laborales o privatizaciones. (Estuvo muy bien Garzón en su intervención en el DEN 2015. Pero a él no le ponen el micrófono masivo con tanta asiduidad).


En nuestra prensa corporativa no veremos apenas explicaciones sobre las concesiones logradas por Syriza en la negociación europea, de la brecha abierta como decía Estefanía en El País. Syriza es ya un fracaso de facto en los grandes rotativos y en el resto de gobiernos interesados, empezando por el de Rajoy.
El pueblo griego dice otra cosa. Economistas como Stiglitz, Krugman o Navarro lo avalan.
Si Alemania insiste en mantener la asimétrica arquitectura del euro, finalmente lo romperá. Juan Torres nos explica hoy por qué, desde ese corsé monetario en su estructura actual, estamos condenados al paro masivo por largo tiempo. 


Tampoco nos cuentan de la China que hilvana sigilosa pero firme sus nuevas rutas de la seda mundial, mientras la OTAN se embarra en sus propias consecuencias en el próximo Oriente, o contra Rusia.
Del oscuro y corporativo Tratado Trasatlántico de Libre Comercio, TTIP, apoyado sin fisuras por PP, PSOE, CIU o UPyD, y previsiblemente Ciudadanos, sin el menor debate.
Del apoyo incondicional a una Arabia Saudí financiadora del yihadismo en todas partes, y de los mil latigazos constantes sobre cualquier tipo de humanidad y derechos. 
Sociedades de la prensa libre. La que apisona cerebros.







No hay comentarios:

Publicar un comentario