jueves, 14 de julio de 2016

Ejecución nuestra de cada día


Para un informe realista de cómo fueron traídos los negros africanos a las plantaciones americanas, recomiendo vivamente "La otra historia de EEUU" del historiador radical Howard Zinn, mentor de Chomsky y tantos otros pensadores radicales norteamericanos
 

"En Estados Unidos en el año 2015, la policía mató a 990 personas según el conteo Fatal Force del Washington Post. Y hasta el 13 de julio de 2016, la policía ha matado a 518 personas. Una cantidad desproporcionada de las víctimas de la violencia policial son jóvenes afroamericanos (...)
El clamor por "Las vidas de los negros importan" ha sido el estandarte del movimiento social Black Lives Matter, surgido hace tres años. Alicia Garza, cofundadora de Black Lives Matter, señaló que si bien el movimiento ha crecido y adquirido fuerza a nivel nacional, es necesario expandir el trabajo realizado en estos años, ir más allá del despertar cultural y plasmarlo en una transformación real, para que la visibilidad dé paso al poder y que se haga realidad la consigna de que las vidas de los negros importan (...)
La escritora afroamericana Toni Morrison, Premio Nobel de Literatura, ha hecho hincapié en que el racismo es una construcción social para hacer dinero, pues las razas no existen desde un punto de vista científico o antropológico. Dice: “A veces olvidamos que el colonialismo fue y es una guerra, una guerra para controlar los recursos de otro país, es decir, para hacer dinero. Podemos engañarnos pensando que nuestro esfuerzo para 'civilizar' o ''pacificar' otros países no está relacionado con el dinero. La finalidad de la esclavitud fue hacer dinero: mano de obra gratis para los propietarios de esclavos y para la industria. Los 'trabajadores pobres' de la actualidad son como las riquezas inexploradas de la 'oscura África colonial' -accesibles a precios irrisorios de compra y de salario, y bajo el poder de corporaciones que se multiplican y que apagan las voces de disidencia..."(...)
Dentro de la narrativa dominante, el debate se plantea en términos de "policías racistas" o afroamericanos que "no respetan a la policía". Pero la realidad es que el racismo y el abuso policial cumplen una función vital para el sistema neoliberal: se usa a la policía para reprimir a las comunidades afroamericanas pobres, con el fin de evitar cualquier forma de rebelión mientras se implementa el saqueo de los recursos y la concentración de la riqueza en manos de las elites.
Chris Hedges, reconocido periodista investigativo estadounidense, plantea que la policía comete "asesinatos legalizados" contra personas de color no necesariamente por racismo, sino porque las comunidades empobrecidas se han convertido en pequeños "estados policiales". En ellos, la policía puede detener a las personas, interrogarlas, arrestarlas sin causa y por largos periodos, y hasta puede asesinarlas con total impunidad. Dice Hedges: "El objetivo del estado corporativo es conseguir la maquinaria, la justificación legal y la capacidad de despojar a los ciudadanos de derechos, riqueza y recursos. A los descartados por el Estado corporativo, especialmente a los afroamericanos pobres, se les niega la dignidad del trabajo, educación, atención médica adecuada... Se los convierte en delincuentes. Están atrapados desde que nacen hasta que mueren en estados policiales. Y se les echa la culpa por su propia miseria". Hedges hace un llamado para detener el salvajismo del asesinato legalizado, y advierte: “Debemos liberarnos de la ideología venenosa del neoliberalismo. Si seguimos cautivos, sufriremos la pesadilla que aflige a nuestro vecino."

 http://rebelion.org/noticia.php?id=214477

No hay comentarios:

Publicar un comentario