lunes, 2 de noviembre de 2015

Derrumbes


Las CUP apoyando las prisas en su huida desesperada hacia adelante de Artur Mas, para reforzar el bloque españolista PP-Cs de cara a las elecciones generales. Apuestan claramente por un gobierno español con el que prolongar la franca confrontación.
El nacional-catolicismo triunfante, que expresaba la simbología de los jueces del Constitucional fumándose unos puros en los toros tras haberse cepillado el Estatut, ha encontrado su simétrico en el actual nacional-catalanismo que denunciaba El Roto, quien olvidaba la primera parte, principal, del asunto. En el olvido va quedando ese 75% de catalanes que quieren que se les consulte sobre su encaje en España.
Retro alimentaciones.




Volkswagen o el Deutsche Bank de capa caída tras sus estafas. Como diría en este caso Merkel portavoceando a los poderes bancario-industriales germanos: estos alemanes vagos y maleantes...




Golpe de estado en Portugal. El presidente de la república decide imposible la coalición de izquierdas que se presentó legalmente a las elecciones, llamadas democráticas pese a darse en el seno de la UE del memorandum griego.




Bruselas ya no manda tanto cuando de las cláusulas suelo se trata. En tal caso, el gobierno se aferra a la soberanía de sus bancos para seguir desahuciando y estafando miles de millones que no se devolverán de ningún modo. Respecto al negocio patrio de la vivienda no hay ordoliberalismo ni respetable legalidad que valga. Esa solo para los secesionistas.

http://enrealidado.blogspot.com.es/


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario