jueves, 23 de abril de 2015

Esperanzas



Trabajan para saquear el país en los intervalos entre lapsus linguae en diferido
Luchan contra la corrupción alegando que esta vez no han obstaculizado a la Justicia, cuando la operación de un Rato les estalla chapuceramente entre manos
Cobran poco ética pero legalmente primas con viento fresco, pero ay de las pecaminosas asesorías latinoamericanas
El día del libro les pilla leyendo el Marca
El pinchazo de la burbuja imaginaria del empleo les pilla igual, celebrando la Champions, y tampoco se enteran
Se pulen cientos de miles públicos en cenorras caras porque para algo les perpetúan en grandes alcaldías, no iba a ser para honrar a las molestas víctimas del metro
Llevan listas de imputados como si fueran electorales en todos lados
Todas las tramas les apuntan a la cabeza, excepto las shakespearianas de descomposición que les sale de dentro
Adoran pecho en alto esta unidad de destino en lo enfangable, pero el dinero se lo dejan fuera
La repera patatera se convierte en argumento para blindar a los grandes defraudadores (y El País se pone muy nervioso en su editorial con las listas abiertas... al público)
Goytisolo que brinda ante el Rey de Asturias por Podemos
No los minusvaloremos: quizás puedan servir todavía como puntal de apoyo a Ciudadanos
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario