viernes, 11 de abril de 2014

Utopías solo a derechas, por favor






Jornada de puertas cerradas en la Junta de Andalucía, para acercar a la gente a la idea de que la banca siempre gana y de la utopía solo a derechas. 
Susanita parió un ratón en política de vivienda, financiación del Santander, lanzamiento de gente a la calle y desalojo de IU de las Consejerías por salirse del marco de legalidad, precisamente por atender a la legalidad en la propia sentencia de desalojo de la Corrala Utopía. 
Abrirle puertas a la gente en la calle queda fuera de marco. La única legalidad válida es la de Botín, que le impuso con el crédito a la catoliquísima Susana de mantilla y peineta la diabólica condición de que vaya rezando hacia los cofrades del PP mientras asaetea al incómodo socio de gobierno. Entre Zoido y Susana, todos a la calle o a la legalísima lista de espera respectivamente, imagen dolorosa y flagrante del bipartidismo en procesión. Con los nazarenos de la PAH hemos topado. Manténgase pobres y desahuciados en lista de espera recontando sus rosarios, por favor. De fondo el hilo musical Radio María
Si ahora a Susana, quien accedió a su actual residencia por divina elección digital, se le revuelan otras plazas con miles de gentes al límite demandando vivienda social la culpa será de la irresponsabilidad populista de IU. Que no de la intolerable demanda social de vivienda, que se pone por su cuenta a desobedecer civilmente a las tontas de espera. Algo tan criminal que casi se merecerían a Cifuentes, ellos y sus hijos menores que Caritas tanto exagera. 
En buena lógica bancaria, el asunto se desahucia por su propio peso. 
Tras su finta infame para poner a los pobres unos en contra de otros, la chirigota Susana la lista de espera se prolongó hasta miércoles de ceniza. Lista en la cual todos los pobres por igual, con alojo provisional o sin él, deben guardar su turno porque primero están los sacrosantos intereses del Santander.
http://enrealidado.blogspot.com/2014/04/utopia-derechas.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario