sábado, 22 de marzo de 2014

Meligramas y anfisemas 174 bis

Marruecos, Marzo, El medio que más está informando de las Marchas es la frecuencia de onda corta de los antidisturbios; porque los movimientos sociales se demuestran andando y la mayoría resulta que no era tan silenciosa como Rajoy se jactaba, y volvemos a ser portada mundial y el gobierno tiene un problema enorme de dignidad, 2014

Manos arriba: Documental sobre la estafa española:https://www.youtube.com/watch?v=ru16YwrFdhY  
Vídeo de la PAH para concienciar votantes del PP: http://politica.elpais.com/politica/2013/04/04/actualidad/1365094276_596164.html 

La PAH ya ha ganado, por Ada Colau: http://www.eldiario.es/politica/PAH-cumple-presionar-administracion-local_0_231677087.html 

Catastroika como horizonte: http://www.youtube.com/watch?v=gP9vNs3wB74    
 
Homenaje a Machado del poeta y escritor  José Luis Morante: http://puentesdepapel56.blogspot.com/2014/02/colliure-vendra-la-muerte.html?showComment=1393179886845#c3319692583499926018

Diez trucos de los lobbies según The Guardian: http://www.angelesgarciaportela.com/2014/03/la-celosia-los-10-trucos-de-los.html

http://libertadesdemocraticas.org/2014/03/video-convocatoria-acto-publico-28m-una-respuesta-colectiva-a-la-represion/

 
* La mayor manifestación de estas características de la Historia reciente estaba claro que no iba a aparecer en las grandes portadas hasta el día después, a regañadientes y exudando toda la cínica perplejidad de la que son capaces sus analistas habituales. La anécdota de la jornada, la Guardia Civil reteniendo autobuses durante horas sin amenizar a los retenidos con algunos vídeos manipulados ni servirles una mísera paella tras el golpe de estado vial, pero al menos conteniendo a las briosas y agresivas pelotas que la normativa tampoco permite azuzar dentro de un autobús. La policía antidisturbios de Cifuentes amenaza a partir de las 21:00 a un millón con sus 1.700 antidisturbios. Simplemente porque ese era el mandato inicial, y vienen de visionar 300...



* Tras financiar a la clasista y racista derecha venezolana, pura democracia ultraviolenta y orwelliana en red, o tras sepultar en los medios mayoritarios españoles que el nuevo gobierno de Kiev lo componen nazis apoyados por la OTAN y la inteligencia alemana, que lo era solo hasta que Putin desarbolara la jugada con su previsible órdago disfrazado de gambito, el PP en bocaza de Ignacio González le achaca el ideario neonazi a las Marchas por la Dignidad que confluyen en Madrid. De ahí que se esmeren en recibirlos con las fuerzas de choque comprobadamente más antidemocráticas: a día de hoy sus mejores galas. Homenajes, desfiles, salvas y aplausos, que del confeti se encarga Ana Mato. // Su segundo de a bordo, en brillante oposición dialéctica, ha decidido achacarlo a la ultraizquierda dirigida desde Cuba. Estos sesudos debates sociológicos en el seno del gobierno de Madrid apuntan mucho más alto, no se dejan distraer por el ruidoso cacharreo de categorías tan despreciablemente ideológicas e irreales como desahuciados, estafados, parados, precarios, demediados o irremediablemente miserables que al final incluyen a millones. // En cualquier caso los observadores internacionales los protejan a todos ellos de Cifuentes, la cólera de Aguirre y costilla rota de Caín. Al tiempo esta última redescubre después de estigmatizarla en los planes de estudio la filosofía griega, para apuntalar por conferencia que la cultura europea es lo mejor que ha ocurrido en la Historia humana desde sus fundadores a ella misma, y sin la mediación de Hegel. Y por extensión, más que cogitación, a los que designó sus sucesores en la Comunidad de Madrid. Son casi como la Ciudad de Dios de Agustín de Hipona subterránea y transversal a la Historia, pero al fin condensada en consorcios privados, reunida en juntas de accionistas del pelotazo financiero constante y sonante, como el entrechocar de ideas sabias. // Hoy 22-M ciudad sitiada por la ciudadanía.



* Al fin Rajoy y su ministro conocen fehacientemente los efectos de la concertina en el brazo de un chaval. Fernández Díaz no pudo evitar que un periodista le mostrase la foto. Callar y bajar la mirada no significa que otorgara: acaso rezaba a algún otro brazo este sí que incorrupto.



* Los datos, aquí siempre tan empeñados en boicotear alarmas tendenciosas e impostadas, insisten en que mayor es la presión migratoria en las costas italianas o griegas que en nuestras vallas de la alianza de civilizaciones, y en cómo las cifras de inmigración ilegal se han desplomado estrepitosamente desde 2005. Como se descuiden las Marchas de la Dignidad en Madrid, los medios afines de sus represores las acabarán mutando en manifestaciones contra la invasión y epidemia de los negros (sobre)vivientes…



* “El enfoque progresista busca la solución más allá de la seguridad. Las verdaderas avalanchas e invasiones peligrosas no son las de estas personas que saltan la valla para buscar trabajo y una vida mejor para sus familias (ojo a la propaganda, la entrada de inmigrantes ilegales ha bajado un 90% desde 2005). Esas no tienen ningún peligro para el planeta. El peligro viene de esas avalanchas de hombres de negro que entran legalmente en los países africanos, con políticas de deudas externas inmorales, acaparamientos de tierra y mares, o ajustes estructurales que han causado y causan el empobrecimiento. Esos que negocian acuerdos que dejan malviviendo a millones de africanos y que no son otros que los que hoy nos dictan en Europa las mismas recetas. El desmantelamiento de las políticas públicas que garantizan derechos como la educación (cuyos presupuestos ha caído en más de un 20%), la sanidad (que ha bajado un 35% desde el año pasado) ya las estamos sufriendo en España, pero las sufre África desde hace años. Y son esos ajustes los que producen migraciones. Y las que ya actualmente producen la emigración de los jóvenes españoles”



* Vicenç Navarro: “Una consecuencia del enorme poder de los aparatos heredados del régimen anterior es que no se aprobó que las sentencias de dichos tribunales fueran anuladas, tal como ocurrió en países que tuvieron dictaduras semejantes, como fue el caso de la Alemania nazi. En Alemania, el Parlamento democrático declaró nulas todas las sentencias de los juicios de los tribunales nazis. El que no se anularan en España se debió precisamente a la fuerza de los herederos de aquel régimen y a la permanencia de personajes afines a aquella dictadura en los aparatos del Estado, incluyendo la judicatura. En 1978, el cuerpo judicial del franquismo pasó automáticamente en pleno a ser el cuerpo judicial del régimen democrático, aun cuando muchos miembros de dicho cuerpo estaban relacionados o habían participado en la represión del régimen dictatorial. Y como consecuencia del sistema jurídico existente, los puestos de mayor autoridad, como los del Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial, procedieron del cuerpo judicial franquista. De ahí que tales instituciones, además de ser profundamente conservadoras, sean reacias a un cambio sustancial (es decir, a una ruptura) en el sistema judicial. Un caso claro ha tenido lugar recientemente con la petición de los familiares del asesinado Puig Antich de que se revise y anule la sentencia que condenó injustamente a aquella persona, pues respondió a un deseo de venganza del régimen debido al atentado mortal contra el presidente del gobierno Carrero Blanco por parte de ETA. Los tribunales españoles han denegado esta revisión y anulación. Y una de las causas es, como indica el magistrado Santiago Vidal, miembro de la asociación progresista Jueces para la Democracia, en una entrevista en el diario ARA (01.03.14), que “de los cinco magistrados del Tribunal Supremo que sistemáticamente han denegado recursos, tres tienen familiares directos que fueron generales del ejército franquista y participaron en juicios sumarísimos. (…) Aquí se han mezclado las ganas de no remover el pasado con los intereses personales”. En 1978 no se hizo ninguna distinción entre los jueces que podían adaptarse al régimen democrático y los que no. Todos continuaron en su lugar. De ahí que el franquismo perdure en grandes sectores de la judicatura”



* Carlos Elordi: “Respecto del otro asunto, el Gobierno de Mariano Rajoy se ha quedado solo a la hora de cantar las excelencias del reciente acuerdo en materia de unión bancaria. Las demás opiniones coinciden en que el texto se ha quedado muy corto respecto a las necesidades reales, en que Alemania no ha cedido en su férrea posición de no implicarse demasiado en la solución de los problemas bancarios del resto de países de la eurozona, al tiempo que ha dejado fuera del ámbito de aplicación del acuerdo a buena parte del sector financiero germano. Y, lo que es más inquietante, que si se produce una nueva crisis bancaria, los recursos que se dispondrán para afrontarla sólo serán algo más sólidos y estarán algo más perfilados que los que había en la anterior. Por tanto, nada sustancial ha cambiado. Por el contrario, se nos repite hasta la saciedad que lo que sí han cambiado, a mejor y mucho, son las atribuciones de los parlamentarios europeos a la hora de influir en las decisiones políticas de la UE. Pero, vistas más de cerca, esas nuevas atribuciones, siendo bienvenidas, tampoco son para tanto. Y, además, todavía está por ver qué incidencia tendrán en la práctica, a medida que vayan rodando y generen anticuerpos con los que los poderes comunitarios reales tiendan a anularlas. Lo que, hoy por hoy, sí que parece seguro es que el Parlamento europeo, aun dotado de esas nuevas atribuciones, no podría haber evitado, en lo sustancial, que la política de la UE se orientara de forma distinta a lo que hasta ahora lo ha hecho en la crisis ucrania ni en materia de unión bancaria”



* “Mediante el primer paso del “manual” Sharp -su libro sugestivamente titulado ”De la dictadura a la democracia”, que ha sido paradójicamente utilizado casi siempre contra gobiernos democráticamente electos- se busca la promoción de acciones provistas a generar un clima de malestar social en el país, desarrollando matrices de opinión sobre problemas reales o potenciales (…) Se busca la generación de problemas económicos cotidianos: el desabastecimiento de productos de primera necesidad y una escalada de precios, por ejemplo, a través del control directo de grupos monopólicos sobre gran parte de la matriz productiva del país. Una no intervención estatal en este primer momento puede resultar muy peligrosa a mediano plazo, ya que implicaría perder la posibilidad de controlar un área muy sensible para las necesidades básicas de la población. La creación de mercados populares, como en Venezuela, o determinadas políticas de control de precios pueden contribuir a contrarrestar los efectos especulativos. El siguiente paso es intentar quitar legitimidad a través de la denuncia de la inexistencia de la libertad de prensa -desde la misma prensa, valga la paradoja- y un supuesto avance de este gobierno sobre los derechos humanos -algo que en general no ha podido ser probado fácticamente en los gobiernos posneoliberales de nuestro continente (…) El tercer momento consiste en la promoción de una “lucha activa callejera”, que bajo reivindicaciones políticas y sociales confronte de forma directa con el gobierno. Así, se pueden dar protestas violentas contra las instituciones, tal como sucedió durante todo el mes de febrero en Venezuela -con el ataque a fiscalías públicas, casas de gobernadores, mercados populares promovidos por el Ejecutivo, etc-. Acá encontramos una contradicción notable con el supuesto paradigma “pacifista” que se ha intentado atribuir a Sharp desde la visión de algunos analistas internacionales, que han tratado de “embellecer” su obra en los últimos años. El anteúltimo paso, vinculado con las movilizaciones, es la generación de un clima de “ingobernabilidad”, mediante operaciones de “guerra psicológica” o de cuarta generación. Así, por ejemplo, se utiliza a los medios masivos privados para responsabilizar al propio gobierno por las acciones de calle y sus resultados, ocultando y/o tergiversando información de lo sucedido. La difusión de noticias falsas, o fotografías de sucesos que se dan en otros lugares del mundo que rápidamente se “viralizan” por las redes sociales, intenta generar una matriz de opinión pública a nivel nacional e internacional (…) Para finalizar, se espera que se produzca la fractura institucional, el punto álgido del “manual” de desestabilización. Para ello se intenta provocar un aislamiento internacional del gobierno, algo que, de no suceder, puede hacer fallar a los pasos previos (dos ejemplos de nuestro continente: la rápida reacción de Unasur frente a los intentos de golpe de 2008 y 2010 en Bolivia y Ecuador, respectivamente). Si el aislamiento internacional se produce, y los pasos previos se han cumplido, se intenta forzar la renuncia presidencial”


No hay comentarios:

Publicar un comentario