martes, 18 de febrero de 2014

Meligramas y anfisemas 169

Melilla, Febrero Con el especial "la recuperación va bien" ofrecen el suplemento "El País de las invasiones" (como si contáramos con tantas azafatas para cubrir semejante efecto llamada), y en la actual línea editorial de El País ser Moreno esta mal visto, así que mejor Antonio Caño portavoz habitual de las versiones alucinógenas de la Corporate Class de EEUU, desde el ala oeste de alguna serie enlatada yanquee de plástico cagada en Georgetown; el ministro Fernández ahora saca pecho del rosario con el agua al cuello y alega que la tragedia en la playa de Ceuta, perdón, formalmente en Marruecos, hay que relativizarla: a fin de cuentas sobrevivieron 23 en ese multitudinario asalto invasor de hordas bárbaras en flotador, dispuestas a imponernos su arcaica religión en torno al Barça, 2014

Manos arriba: Documental sobre la estafa española:https://www.youtube.com/watch?v=ru16YwrFdhY  

Vídeo de la PAH para concienciar votantes del PP: http://politica.elpais.com/politica/2013/04/04/actualidad/1365094276_596164.html
 
Catastroika como horizonte: http://www.youtube.com/watch?v=gP9vNs3wB74    
El pensamiento crítico (Discurso de investidura doctor honoris causa de la Universidad de Lleida) http://www.vnavarro.org/?p=8663

Mark Weisbrot y David Rosnick sobre España: http://www.vnavarro.org/wp-content/uploads/2013/11/27-11-13-spain-2013-11_espanol.pdf
Mark Weisbrot sobre Venezuela: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=178397&titular=la-econom%EDa-venezolana-tiene-desequilibrios-pero-no-se-est%E1-derrumbando-

De Cañetes, latifundios y Almoraimas en venta a Salma Hayek: http://www.angelesgarciaportela.com/2014/02/la-almoraima-y-los-santos-inocentes.html

http://laantorchadekraus.blogspot.com/2014/02/oscura-memoria-4.html


* ¿No los matamos? ¿Y cuál es tu solución, que abramos las fronteras? No, las mentales jamás se nos ocurriría. Como labor ciclópea resultaría más factible horadar con las uñas un túnel en el hormigón también armado de las rocas, o alargar piedra a piedra hasta Tetuán el cacareado espigón. Con aquellas piedras que los ahogados no hayan logrado hurtar consigo hacia el fondo del mar, donde se rumorea que atesora hace milenios en expolio inacabable nuestras ruinas más veraces. // ¿Mi solución?  Yo me siento un tanto asfixiado en esta tierra de nadie peninsular entre las vallas africanas y las vallas que nos separan como periféricos de la metrópoli europea, cada vez más cortantes e inaccesibles para la mayoría de nosotros los subpirenaicos. ¿Por qué no dejar que pasen por España, facilitándoles a la gran mayoría de ellos que accedan a Francia y sigan como mejor les parezca, con la encarecida recomendación de que no dejen de visitar los auténticos centros del poder financiero, económico y político europeo? // Qué más quisiéramos que sobresaltarnos entre las basuras dentro de unos años al leer en El País y demás prensa del viejo régimen enarbolarse, de parte del Ministerio de Inmigración y Delincuencia de la UE, la cifra de cien veces 30.000. A ser posible en el alemán o francés valón más asustaviejas que manejen para entonces. // Sería sencillamente retrotraer la frontera, cosida a disparos de ángeles guardianes de las esencias, por ejemplo hasta la misma Berlín. Primero tomamos el Tarajal, y luego tomamos Berlín. Una gloriosa conquista. Por supuesto me refiero a la increíble conquista social, no a la territorial. En lo territorial ya ocurre que en España no se pone el sol sin el consiguiente permiso y beneficio de las grandes eléctricas, tan capaces de cortes en el suministro de luz como en el de autonomía.



* Vía de urgencia y lectura única, en rodillo monopólico y sin recurso de amparo, con la nocturnidad y alevosía de única reforma constitucional posible: queda restringida la justicia universal. // Las víctimas del franquismo que demandan equipararse con las de ETA seguramente sean ETA, pese al apoyo expreso de muchas víctimas de etarras que no parecen ser la AVT. La cual en su loca y cegada carrera del talión acude a Europa a denunciar el auténtico genocidio español, el producido por los mil y pico asesinatos de ETA en 40 años, con la esperanza de poder incorporar al nuevo Código Penal la lapidación. Para lo cual bastaría con alejar a los presos en trabajos forzados hasta el AVE saudí de factura hispánica, y dejar hacer. // En cuanto al genocidio mediterráneo de pecios indocumentados, que viene a salir a esos mil y pico por cada año en los últimos veinte, es una cuestión de sentido común y ahorro en azafatas de bienvenida.



* Respecto al homicidio múltiple del Tarajal, el genio de Floriano confirma ante la prensa que ambos Fernández mutuamente contradictorios ofrecieron satisfactoriamente todas las explicaciones posibles. // Incluso él mismo habitualmente tan limitado por su torpeza sin límites se ha percatado de la alegre y pizpireta inepcia declarativa, en teoría dedicada a enfangar y no a confesar, y se ha apresurado a matizar el grueso error de la verdad. Se refería a todas aquellas versiones que han ido cayendo en manos de Interior desde su indigente imaginación fabuladora como hojas secas o nadadores hundidos. Una detrás de otra, abatidas por los datos y demás materiales anti-infundios cuya peligrosidad informativa recomendaría por sí misma prohibirlos terminantemente. // Nuestras autoridades en fronteras, desplegables o replegables conforme a su discrecionalidad mediante fuego a discreción, fueron víctimas de la inmediata rastreabilidad sin infrarrojos bajo el cartel refulgente Mucho que esconder, poco que engañar iluminando como faro delator cada maniobra para pasar de estraperlo todo un contingente delictivo a través de las poco protegidas fronteras de la legalidad y los brumosos derechos humanos, con marejada de testigos e inhumanidad temporal del Estrecho. El mismo cartel reflectante que ni siquiera hizo falta que subtitulara la aparición floriana que algunos insisten en llamar comparecencia.



* Rafael Polch: “A pesar de la enorme diferencia de magnitud, la derecha alemana se declara inspirada por el referéndum suizo: tanto representantes de la CSU bávara como de los euroescépticos de Alternative für Deutschland, dicen querer seguir su ejemplo. En 40 años, la población suiza casi se ha doblado. Desde la entrada en vigor del acuerdo con la Unión Europea en la materia, en 2002, hay un flujo anual de 80.000 europeos que se instalan en Suiza, diez veces más de lo que esperaba el gobierno, y más gente de la que entra en España o casi lo mismo que en Francia, países diez veces mayores. Entre el 30% y el 40% del personal en el ámbito de la sanidad y la asistencia es extranjero, frecuentemente alemanes mal pagados en su país. La situación no es muy diferente en otros sectores como la hostelería, el turismo y las universidades. Casi dos tercios de los profesores de la Universidad Técnica de Zurich (ETH) son extranjeros. En ese contexto la derecha suiza no ha necesitado gran esfuerzo para atribuir a los extranjeros los cuellos de botella en la asistencia sanitaria, los atascos de tráfico y hasta la especulación y degradación del paisaje resultado del aumento de población y la metástasis de infraestructuras de transporte. Al lado de la realidad suiza, la histeria que se ha organizado en Alemania alrededor del supuesto “turismo social” de rumanos y búlgaros, es notable. Desde que los ciudadanos de esos dos países pueden circular libremente, “en Alemania no ha habido un gran incremento del flujo ni se espera”, dicen en el consulado rumano de Berlín. Los rumanos y búlgaros que vienen a Alemania tienen mayor formación que el alemán medio (un 19% con estudios universitarios, frente al 14% alemán) y su peso entre los receptores de ayuda social es ridículo: un 0,7%. No solo Alemania, sino Europa entera achaca a Suiza lo que ella misma practica, y con una brutalidad bien cruda, con los extracomunitarios, e incluso con los pobres del maltrecho club continental cada vez más dividido en categorías”



* El jurista Jaume Assens: “Cuando se permite que genocidas, torturadores u otros criminales internacionales eludan la acción de la justicia -con el consiguiente desprecio hacia sus víctimas- las alarmas deberían dispararse. Para recordarnos que la responsabilidad de sus actos no solo les atañe a ellos, sino también a aquellas sociedades que conviven impasibles con sus acciones. Esa impunidad vergonzosa es una invitación al delito. Con los derechos humanos no hay medias tintas: o se está con las víctimas o con los victimarios, con los familiares de José Couso o con sus asesinos. El Gobierno del PP, en verdad, ya ha elegido. Ahora, tal vez sea la ocasión de recordar la sagaz advertencia lanzada en los años setenta por los familiares de los desaparecidos en Chile: “Quienes buscan leyes de impunidad van a ser tan responsables en el futuro como los que apretaron el gatillo en el pasado".”



* Vicenç Navarro: “Es característico de las fuerzas conservadoras y neoliberales (lo que se llaman las derechas en España, incluyendo Catalunya) acusar a las izquierdas de “estatalismo” y de depender excesivamente del Estado y del gasto público. Parecería, a primera vista, que los datos facilitan esta percepción. Una de las características de las izquierdas ha sido su mayor sensibilidad social, traducida en su mayor apoyo, por ejemplo, al gasto público social. Pero si uno mira con mayor detalle la relación del Estado con, por ejemplo, la economía, ve rápidamente que esta percepción no está justificada. Una de las mayores intervenciones del Estado, que hemos visto en estos últimos años, ha sido precisamente la masiva ayuda financiera del Estado a la banca, a las compañías de seguros y al sector inmobiliario, lo que en la cultura anglosajona se llama FIRE, incendio en inglés, y que resulta de poner juntas las primeras letras de Finance (Finanzas), Insurance (Compañías de seguros) y Real Estate (Inmobiliaria). Nunca se había visto en la historia reciente tanto apoyo (o, utilizando una terminología que utilizan las derechas, beneficencia) público a un grupo social como al capital financiero, que incluye en un lugar prominente a la banca. (…) Se desconoce en Europa que el Estado federal de EEUU es el Estado que tiene la política industrial más avanzada de todos los países de la OCDE. Y lo hace a través del gasto militar, que juega un papel clave en la economía de aquel país. Y a todos los niveles. Desde internet hasta el móvil (y muchos más equipamientos de tecnología electrónica y de comunicación), están todos ellos basados en el conocimiento, generado y financiado con fondos públicos, de carácter militar. Apple no existiría si no hubiera existido el Departamento de Defensa, que financió la investigación básica que Apple utilizó y comercializó más tarde. Y un tanto igual en una gran mayoría de los nuevos desarrollos electrónicos. Parte de este incremento del gasto público militar se hizo también a costa de recortes de gasto público social. Los datos están ahí para todo el que quiera verlo. El tema clave pues, no es Estado sí o Estado no, o gasto público sí o no, sino a quién sirve este Estado”



* Eric Toussaint: “Debido a sus actuaciones, los bancos contribuyeron a provocar la peor crisis económica y social desde los años 1930. La decisión de los Bancos Centrales de acordarles un acceso ilimitado al crédito sin imponerles un cambio en las reglas del juego agrava el problema. Es necesario retomar las cuestiones básicas. Los bancos deben ser considerados como servicio público, precisamente por su importancia y por el efecto devastador que su mala gestión puede tener sobre la economía. El oficio de banquero es demasiado serio para que se pueda confiar a los bancos privados. Ya que utilizan dinero público, se benefician de las garantías del Estado y dan un servicio de base fundamental a la sociedad, los bancos deberían convertirse en un servicio público. Los Estados deben recuperar su capacidad de control y de orientación de la actividad económica y financiera. También deben disponer de instrumentos para realizar inversiones y financiar los gastos públicos reduciendo al mínimo el recurso al crédito ante instituciones privadas. Para ello hay que expropiar los bancos sin indemnización para socializarlos y pasarlos al sector público bajo control ciudadano. Si tomamos este giro radical, podemos proteger los depósitos de los ahorradores, financiar actividades útiles para el bien común, garantizar el empleo y las condiciones de trabajo del personal del sector. Para ello, parece imprescindible y esencial construir un servicio público de ahorro, de crédito y de inversiones. Debemos luchar por la eliminación del sector bancario capitalista, tanto en el crédito y el ahorro (bancos de depósitos) como en el ámbito de las inversiones (bancos de negocios o de inversiones). Si tomamos esta opción, sólo se mantendrían dos tipos de bancos: bancos públicos con estatuto de servicio público (bajo control ciudadano) y bancos cooperativos no demasiado grandes”



* Eduardo Garzón: “Según una reciente encuesta de Gallup, sólo en 4 de los 28 países de la Unión europea (Bélgica, Dinamarca, Alemania y Luxemburgo) sus ciudadanos aprueban por mayoría (más del 50%) el liderazgo de la Unión Europea. Los países en los que este apoyo es menor son Grecia (el 19% de la población), Chipre (21%) y España (27%). En 2008 este porcentaje en España era del 59%; es obvio que las políticas de austeridad están pasando factura. Además, la ciudadanía intuye que estas políticas criminales no son las únicas posibles que existen para mejorar el bienestar económico de los europeos. De hecho, otra encuesta de Gallup evidencia que el 60% de los europeos cree que hay mejores maneras de resolver la crisis económica que no pasan por el austericidio. Esta proporción aumenta conforme nos acercamos a los países de la periferia: el 94% en Grecia, el 81% en Portugal y el 80% en España. El 51% de los encuestados cree que estas políticas no están sirviendo para sortear la crisis económica. Además, cuando se les preguntó quién se beneficia de la austeridad impuesta, el 67% dijo que “sólo algunos países”. Y dentro de este grupo el 77% señalaron con el dedo a Alemania. Aunque habría que matizar que no todos los alemanes (ni mucho menos) salen beneficiados de este tipo de políticas y que no todos los ciudadanos de los países periféricos salen perjudicados, parece evidente que el malestar y descontento es generalizado y está fundamentado. Los resultados de estas encuestas confirman que por mucho que manipulen la información y por mucho que se esfuercen por ensalzar las supuestas virtudes de la austeridad, la dolorosa realidad acaba revelando la única verdad: la austeridad empobrece a la mayoría de la población a costa de mantener los privilegios de una minoría”

No hay comentarios:

Publicar un comentario