jueves, 13 de febrero de 2014

Meligramas y anfisemas 168


Melilla Febrero, Los fetos no pueden ser personas porque ellos gozan de derechos en este país, tuitean genialmente; los antidisturbios juegan partidos amistosos de indultados contra absueltos, dibuja Vergara; desgravaciones fiscales y asignaturas en primaria para planes privados de pensiones y recortada para los pensionistas públicos; y la estrategia del caracol hasta la jubilación del juez Castro para que los procesos contra palacio sigan yendo despacio 2014

Manos arriba: Documental sobre la estafa española:https://www.youtube.com/watch?v=ru16YwrFdhY  

Vídeo de la PAH para concienciar votantes del PP: http://politica.elpais.com/politica/2013/04/04/actualidad/1365094276_596164.html
 
Catastroika como horizonte: http://www.youtube.com/watch?v=gP9vNs3wB74    
El pensamiento crítico (Discurso de investidura doctor honoris causa de la Universidad de Lleida) http://www.vnavarro.org/?p=8663

Mark Weisbrot y David Rosnick sobre España: http://www.vnavarro.org/wp-content/uploads/2013/11/27-11-13-spain-2013-11_espanol.pdf
Mark Weisbrot sobre Venezuela: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=178397&titular=la-econom%EDa-venezolana-tiene-desequilibrios-pero-no-se-est%E1-derrumbando-

http://www.eldiario.es/desalambre/ministro-explicar-tragedia-Ceuta_0_228177352.html

http://www.eldiario.es/norte/almargen/Espana-tortura_6_228237176.html


 
* La pobreza en España empieza a disminuir, asegura la ministra. Bienaventurada Ana Mato, porque de ella será el reino de los cielos. Sin garajes de perdición, pero hermosas vistas desde las que divisar entre el confetti de nubes el superpoblado infierno sanitario.



* El jardinero fiel de Rajoy y pregonero fuel del Prestige garantiza el comportamiento impecable de los agentes sin haber visto la parte censurada del vídeo: ¿o no ha quedado claro que se trataba de la versión para tontos? Muy verosímil: ¡para qué pelotas iba a mirar ese vídeo el director general! Como nadie pone hoy día la mano en el agua bendita por que no se filtre finalmente, se ve que mejor no haberlo visto. El Ministro Fernández-Díaz asegura que ninguno de los quince muertos presentaba impacto sin haber examinado a trece de ellos, en aguas y profundidades tan extranjeras a la empatía de ambos que no han ofrendado un solo pésame. De nuevo cuestión de fe, y algo menos de caridad o esperanza de aclaración. ¿A quiénes vamos a creer, a la información que nos escamotean tras sus tropecientas versiones falsas o a ellos? Con los ojos cerrados y sin asomo de duda, a Groucho Marx. Credo quia absurdum est.



* El esfuerzo del gobierno por contener el torrencial avance del déficit moral obliga a recortar también en justicia universal y a seguir ajustando plantilla. La familia Couso, las víctimas del genocidio español y secuelas, el de Gaza o Tibet, guantanameros y tantos otros, si aspiran a alguna justicia y dignidad deberán sumarse en efervescente movilidad exterior al diluvio emigrante de mujeres embarazadas con recursos, jóvenes o investigadores. Nadie es profeta en su tierra. El atropellado éxodo según se le desmoronan los números a los expertos, génesis espiritual de semejante apocalipsis de recuperación.



* De nuevo violencia en Venezuela que El País et al. siempre achacan al gobierno chavista y su masa social, que paradójicamente son también los que tienden a poner los muertos. En estas ya han puesto dos, que sumar a los ocho muertos por las hordas de Capriles tras la derrota electoral jaleadas por la prensa española mayoritaria…



* César Rendueles: “En realidad, en todos –pero todos– los países pobres hay muchísima más gente trabajando por cuenta propia que en los países ricos. En Ghana el 67% de la mano de obra trabaja por cuenta propia, en Estados Unidos el 7,5 %. En las comunidades campesinas tradicionales era prácticamente imposible comprar nada. En cambio, en las sociedades pobres destruidas por el mercado se vende prácticamente todo, incluidas muchas cosas que nadie había pensado nunca que pudieran o debieran venderse. Los apóstoles de la economía informal, una doctrina sociológica particularmente perniciosa, creían que se podía aprovechar esa energía “empresarial” para impulsar el crecimiento económico y el empoderamiento mediante microcréditos y otras herramientas. A mí siempre me ha parecido que es lo mismo que ver a alguien sufriendo convulsiones y, en vez de llamar a una ambulancia, sugerirle que se dedique a la danza abstracta. Trabajar por cuenta propia puede significar casi cualquier cosa, pero por lo general es una estrategia de supervivencia en un entorno económico hostil, no una explosión de creatividad y emprendimiento. No hace falta irse a Acra para comprobarlo. En España el 55% de las empresas no tiene ningún empleado”



* Vicenç Navarro: “Decir que un país es muy desigual nos permite ya predecir qué otros indicadores estarán presentes. Alta desigualdad quiere decir gran concentración de la riqueza, lo cual quiere decir gran influencia política de los más ricos sobre el Estado y la vida política, lo cual quiere decir políticas fiscales muy poco progresivas y muy regresivas, lo cual quiere decir unos ingresos al Estado muy pobres. Esto es lo que pasa en España (incluyendo Catalunya), y en mucho mayor tamaño y dimensiones es también lo que pasa en Brasil y en la mayoría de países de América Latina. Los ingresos al Estado que derivan de la imposición directa (es decir, de los impuestos sobre las rentas) representan solo el 19% de todos los ingresos al Estado en Brasil, un porcentaje mucho menor que el que existe en el promedio de los países de la OCDE por impuestos directos (33%). Esta es una de las causas que los Estados sean tan pobres. Los ingresos al Estado, sin embargo, pueden incrementarse o disminuir sin que haya cambios significativos en las políticas fiscales. Y ello como consecuencia del estado de la economía. Por ejemplo, si la economía crece mucho, aumenta con ello el consumo, y con ello los ingresos al Estado que se basan en el consumo, tal como ocurrió en España en la época del boom inmobiliario. Y esto es lo que también ocurrió en América Latina cuando hubo un boom resultado del aumento de los precios de los productos que exportaban (…) La escasa prioridad dada por los partidos de izquierda a las políticas públicas redistributivas y a las reformas fiscales que permitan, además de unos mayores ingresos al Estado, conseguir mayores efectos redistributivos, ha imposibilitado el establecimiento de programas universales, es decir, servicios públicos de sanidad y educación públicas, por ejemplo, para toda la ciudadanía. Estos programas, junto con programas de creación de empleo y altos salarios, tienen mayor aprobación popular, mayor impacto reductor de la pobreza y mayor impacto redistributivo que programas de apoyo a sectores vulnerables a través de programas de transferencia de dinero a los pobres, tal como hemos demostrado Walter Korpi, Joakim Palme y Vicenç Navarro, entre otros. Estos últimos tienen un impacto menor en reducir la pobreza y en disminuir las desigualdades. La evidencia de ello en Latinoamérica y en Europa es robusta y convincente”



* “Si el peso de los salarios en la economía se hubiera mantenido constante e igual al de 1976, entonces el salario medio en España hoy sería un 27% más alto. O si se prefiere, el sueldo medio anual sería unos 9.000 euros más alto. No está nada mal, sin duda. Es cierto que este no es un fenómeno exclusivo de España, pero aquí es mucho más intenso que en otros países. Según los datos de la Comisión Europea, Portugal, Irlanda, Japón y España encabezan el ranking de caídas, seguidos muy de cerca por Italia. Esto merece una reflexión. Cuando a los países del Sur se nos piden sacrificios salariales en favor de una supuesta recuperación de la competitividad, habría que responder que ya se vienen realizando sacrificios desde hace 40 años de forma sistemática. Y con pobres resultados por lo que se ve. Por cierto, si buscan Alemania en el gráfico no está. Hay datos desde 1991. Desde ese año, el peso de los salarios alemanes sobre el PIB ha caído 3,8 puntos. En el mismo periodo, en España ha caído 8 puntos”



* “Basándonos en la teoría de ese sociólogo francés [Durkheim], podemos interpretar el alza reciente de las defunciones por suicidio en España como una manifestación del ambiente de anomía que se propaga en las sociedades de la modernidad neoliberal, inmersas en profundos cambios económicos, sociales y culturales a raíz de la intensificación del proceso de globalización capitalista. Esta crisis económica y social que sufrimos está derivando en una enérgica vuelta de tuerca hacia la utopía del mercado y sociedad neoliberal, donde el desempleo de masas y larga duración, el desclasamiento social hacia abajo, la precariedad y pobreza se expanden por las clases medias y obreras. En general, las élites de la burguesía globalizada impulsan una transformación radical de la clase trabajadora occidental (capas medias y obreras) para que acepte las pautas de híper competitividad y flexibilidad laboral que requiere la modernización neoliberal en curso y se adapte a sobrevivir en unas condiciones socioeconómicas en las que el salario directo sea competitivo en el mercado internacional (con referencia a los países emergentes) y, además, se reduzca sustancialmente el salario indirecto comprendido en el gasto social (Estado del Bienestar mínimo). En síntesis, con la actual crisis económica y social asistimos a la generalización del precariado (Castel, Robert: Las metamorfosis de la cuestión social), una nueva clase engendrada por la modernidad neoliberal, fruto de la degradación de las clases medias y obreras, pero que presenta atributos sociales que recuerdan a la antigua clase del proletariado industrial de la modernidad liberal del siglo XIX”



* El profesor de Historia del derecho Sebastián Martín: “Si ha existido un fenómeno que ha socavado las mismas bases del sistema penal democrático ése ha sido el del terrorismo y su capitalización política interesada. Con el pretexto de que, para combatirlo eficazmente, resultaban necesarias otras armas más disuasorias, se normalizó entre nosotros el recurso a estados de excepción de hecho, cuya vigencia ha provocado que ni las leyes comunes ni las garantías procesales hayan sido respetadas en demasiadas ocasiones. La persecución del terrorismo amparó reformas penales y prácticas judiciales opuestas a los imperativos básicos del garantismo. Se confiaba en que, estando dirigidas a un colectivo circunscrito, no habrían de afectar a más supuestos ni contaminar al resto del ordenamiento punitivo. Pero, al igual que el garantismo penal conforma un sistema coherente y cerrado, de exigencias trabadas, el derecho penal del enemigo se alza sobre unos fundamentos e implica unas prácticas con una fuerte tendencia a propagarse. La razón de esa tendencia es de naturaleza cultural. Tanto los operadores jurídicos como los propios ciudadanos se habitúan a un empoderamiento excesivo de las fuerzas de seguridad y de los tribunales. En el caso de las autoridades, este hábito conduce a la rápida deshumanización de los delincuentes y de los sujetos que ciertos clichés presentan como peligrosos. Y en el caso de la ciudadanía, esta familiarización con el uso intenso de la autoridad embota el sentido crítico, educa para la obediencia y promueve la aceptación pasiva de las medidas represivas del Estado”


2 comentarios:

  1. Gracias por el cambio en el color de la pantalla. Ahora se puede leer mejor.

    ResponderEliminar