sábado, 4 de enero de 2014

Meligramas y anfisemas 160 bis

Marruecos, Enero cuesta de la recuperación como si la hubiese presupuestado Sacyr: cuesta de la subida de luz, transportes, necesidades domésticas, cuesta del neoesclavismo cargándole la cruz de los beneficios a las elites, cuesta del Calvario ideológico, cuesta atrás para el lanzamiento definitivo del precariado: en general cuesta creérselo como si todo fuera falso salvo ninguna cosa 2014
 
Manos arriba: Documental sobre la estafa española: https://www.youtube.com/watch?v=ru16YwrFdhY  
Catastroika como horizonte: http://www.youtube.com/watch?v=gP9vNs3wB74    
El pensamiento crítico (Discurso de investidura doctor honoris causa de la Universidad de Lleida) http://www.vnavarro.org/?p=8663

Entrevista a David Stuckler: http://www.eldiario.es/sociedad/austeridad-peligro-salud-publica_0_145585646.html 

Mark Weisbrot y David Rosnick sobre España: http://www.vnavarro.org/wp-content/uploads/2013/11/27-11-13-spain-2013-11_espanol.pdf
Mark Weisbrot sobre Venezuela: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=178397&titular=la-econom%EDa-venezolana-tiene-desequilibrios-pero-no-se-est%E1-derrumbando-

http://www.lamarea.com/2013/12/29/el-aborto-de-clase-y-el-proceso-de-bobigny/

http://libertadesdemocraticas.org/2013/12/concentraciones-de-la-coordinadora-paremos-la-criminalizacion-de-la-protesta-social-en-enero-de-2014/



* España vuelve a sonar. Más en concreto entre los exabruptos del feminismo internacional, o entre los expertos antidisturbios que lean The Economist…



* Aires familiares de 1714, de 1914. Y camino del azufre del 2114, donde Rajoy será recordado como ese gran estadista crionizado en vida, ultraconservador y que hilaba cuentos inverosímiles de reanimación…



* 2014 el año de la recuperación. España volverá a ser franquista.



* Datos buenos, se filtran. Los correctores sean la EPA, los detalles de contratación indefinida, contratos de media jornada camino de la media hora que ahogan en los subtítulos en miniatura, etc., igual logran sepultarlos bajo algún escándalo de corrupción a su vez eclipsado por algún otro ideológico. Exagera hiperbólicamente miles de precarísimos más, que algo queda en año de elecciones...



* En rotativos como El País ya andan dándole coba a un dato que en bruto significa demasiadas cosas dispares a la vez, luego resulta muy poco informativo. Su receta: afianzar el supuesto remonte mediante políticas europeas de crecimiento. Podía haber añadido que la proliferación de apariciones marianas también consolidaría la prima de riesgo. Y no nos referíamos al presidente, no pediremos tanto milagro…



* Vicenç Navarro: “Aun suponiendo que la Comisión fuera de izquierdas, es poco lo que podría hacer, pues tiene que aplicar el Tratado de Lisboa, que es la Biblia neoliberal que marca la pauta y que no puede cambiarse. Y ahí está el meollo de la cuestión que explica mi sorpresa de que haya hoy partidos de izquierda que todavía crean que el sistema de gobierno y los tratados que rigen la UE permitirían alcanzar un sistema federal, de carácter social y democrático. Y estoy pensando cuando digo esto en los partidos a la izquierda de la socialdemocracia. Creerse, como Syriza en Grecia cree, que podemos cambiar la Unión Europea me parece una enorme ingenuidad. Es lo que en inglés se llama “wishful thinking”. Las coordenadas del poder están muy bien diseñadas. Los diseñadores de la UE y de su moneda lo hicieron pero que muy bien. Y es imposible cambiar este sistema que está desmontando la Europa social. De ahí que las izquierdas estén perdiendo mucho tiempo. Hoy, la situación es intolerable. Las agencias más creíbles pronostican que España no habrá eliminado el desempleo creado tras el estallido de la crisis hasta dentro de veinte años (repito, veinte años). Continuar las políticas actuales es un suicidio para las clases populares. Las izquierdas deberían plantearse salirse del euro, como medida de presión para cambiar las políticas de austeridad, y salirse del euro en caso de que estas políticas continuaran haciéndose. El que no lo hagan es porque todavía están estancadas en aquella imagen de la Europa social y democrática que siempre soñaron (pero que hoy está desapareciendo muy rápidamente)”



* Alberto Montero: “Resulta tan trágico como desolador asistir a la aquiescencia con la que los gobiernos de la Eurozona periférica asumen y aplican políticas que están agravando las diferencias estructurales preexistentes y que, por lo tanto, no hacen sino acentuar las diferencias en términos productivos y de bienestar entre el centro y la periferia sin que pueda existir ningún viso de solución a través de las mismas: los procesos de deflación interna no sólo merman la capacidad adquisitiva de las clases populares sino que, además, elevan la carga real de la deuda a nivel interno tanto de la deuda privada (por la vía de la deflación salarial) como de la deuda pública (por el diferencial entre las tasas de crecimiento del producto interior bruto y de la deuda pública), con el agravante añadido de que cualquier apreciación del tipo de cambio del euro se traduce en una erosión de las ganancias de competitividad espurias conseguidas por la vía de la deflación salarial. Se trata, por tanto, de un camino hacia el abismo del subdesarrollo”



* “Dicen que también ha influido en la contratación digna la recogida de la aceituna, que este año los biznietos doctorandos de Servet y Ramón y Cajal están vareando la oliva muy bien”



* Santiago Alba: “Compartían claves secretas, a modo de antenas o tentáculos, y compartían también -digamos- una filosofía de la vida. El más veterano de todos ellos, un hombre que se jactaba trágicamente de tener casi cuarenta años, la expuso en pocas palabras ante el silencio reverencial de sus amigos: “Si no te crees lo que estás haciendo no lo haces bien. Como persona y padre de familia, necesito creer que la empresa para la que trabajo es la mejor del mundo. Aunque produzca veneno para ratas o armamento nuclear, necesito convencerme de que es la mejor de su sector. Si no consigo convencerme, no hago bien mi trabajo; no consigo vender ni veneno para ratas ni armamento nuclear. Tiene que haber algo detrás. Somos humanos”. Una ambición de excelencia, un prurito de calidad, la droga de un compromiso emocional, este pequeño ejecutivo de una compañía comercial reivindicaba la forma abstracta de la moral humana, al margen del contenido, como una necesidad afectiva a la que ningún trabajador debía renunciar y sin la cual, sobre todo, ningún negocio o empresa podían triunfar. El capitalismo, digamos, funciona -y produce grandes beneficios selectivos- gracias a esta fe irónica o postmoderna, tan seria como la del catolicismo, de los que necesitan un “compromiso moral” para cumplir una orden: “Como no puedo hacer nada en lo que no crea, me tomo una píldora de fe cada vez que mis jefes me ordenan algo”. Este es un poco el secreto psicológico de todos los genocidios, como bien supo ver Hannah Arendt al analizar los crímenes del nazismo: una especialización acósmica sostenida por el deseo de seguir siendo humanos. El mundo siempre se destruye desde fuera de él y en nombre de una ética. Los cinco jóvenes “emprendedores”, a la distancia de una mesa, eran actores, personajes de ficción, marionetas movidas por clichés que ellos no veían bajo su ropa. Creían estar viviendo y divirtiéndose cuando en realidad estaban ilustrando un tipo humano (…) En un momento en que Europa se derrumba en un proceso parecido al de los años 30 del pasado siglo, no podemos eludir la cuestión. ¿Qué monstruo surgirá de la descomposición de esta nueva clase media? Las repeticiones nunca son mecánicas y jamás ponen en juego las mismas variantes y factores. Si se avecina un nuevo fascismo no será igual al de Mussolini y Hitler. A diferencia de lo que ocurría en 1933, hoy la izquierda europea es muy consciente de los peligros pero carece de los medios para conjurarlos, incluido el análisis de clase ajustado a la nueva situación. En la mesa de al lado siempre se representa en tono jocoso la tragedia de nuestra época. Da un poco de miedo pensar en estos jóvenes felices, necesitados de fe, estremecidos de desorientada humanidad, el día en que no puedan pagar la cuenta del restaurante y no tengan un jefe de ventas al que admirar”



* “Y por si fuera poco ahora pretenden prohibir el derecho al aborto, haciendo retroceder varias décadas a la sociedad española ¡Qué cinismo de quienes suprimen las ayudas a la dependencia y recortan lo social! Hay que volver a leer a Italo Calvino en su famoso alegato frente a Claudio Magris: “Traer a un niño al mundo tiene sentido sólo si el niño es deseado consciente y libremente por sus padres. Si no, se trata simplemente de comportamiento animal y criminal. Un ser humano se convierte en humano no sólo por la convergencia causal de ciertas condiciones biológicas, sino a través del acto de voluntad y amor de otras personas. Si este no es el caso, la humanidad se vuelve —lo cual ya ocurre— no más que una madriguera de conejos. Sólo aquellas personas que están 100% convencidas de poseer la capacidad moral y física no sólo de mantener a un hijo sino de acogerlo y amarlo, tienen derecho a procrear. Si no es el caso, deben primeramente hacer todo lo posible para no concebir y si conciben, el aborto no representa sólo una triste necesidad sino una decisión altamente moral que debe ser tomada con completa libertad de conciencia (…)””



* Nadezhda Tolokónnikova: “No, no me arrepiento de nada. Tomo nuestra situación como un hecho y veo factores positivos y negativos. A final de cuentas, creo que el proceso en nuestra contra fue importante, porque mostró el verdadero rostro del sistema de Putin. Este sistema emitió un veredicto sobre sí mismo al sentenciarnos a dos años de prisión sin que cometiéramos delito alguno, y desde luego, eso me alegra (…) Si uno teme a los lobos, no debe ir al bosque. Yo no temo a los lobos. Lucho por que mi hija pueda crecer en un país libre. Legalmente, la Corte no debió habernos juzgado más que por una falta menor. El juicio penal es la venganza personal de Putin, y nadie puede predecir cómo y cuándo un sistema autoritario ejercerá su venganza”



* Fernández Buey: ““Di fronte alle credenza e illusioni popolari [...] c´è un sarcasmo appassionatamente “positivo”, creatore, progressivo: si capisce che non si vuol dileggiare il sentimento più intimo di quelle illusioni e credenze, ma la loro forma immediata, connesso a un determinato mondo “perituro”, il puzzo di cadavere che trapela attaverso il belletto umanitario dei professionisti degli “immortali principii” [Q. 26, p. 2300, 1935]. Gramsci distingue bien aquí entre el “sarcasmo apasionado” y un sarcasmo de derechas, antihumanista, que raramente es apasionado y que siempre se presenta como negativo, escéptico y, por tanto, destructivo no sólo de la forma contingente sino del mismo contenido humano de aquellos sentimientos y creencias (…)  El historicismo no se puede concebir a sí mismo como expresable en una forma apodíctica o predicatoria y debe crear un gusto estilístico nuevo, incluso un lenguaje nuevo como medios de lucha intelectual. El sacarmo aparece, por tanto, como la componente literaria de una serie de exigencias teóricas y prácticas que superficialmente pueden presentarse como insanablemente contradictorias; su elemento esencial es la pasionalidad que deviene criterio de la potencia estilística individual (de la sinceridad, de la profunda convicción opuesta al papanatismo [pappagallismo] y al mecanicismo [Q. 26, p. 2301, 1935]”


No hay comentarios:

Publicar un comentario