domingo, 8 de diciembre de 2013

Meligramas y anfisemas 154

Marruecos, Diciembre Habrá que volver a ganarse el derecho a huelga haciendo huelgas, el derecho a la libertad de expresión expresándose o el de reunión reuniéndose, como decía el abogado Mayoral de la PAH en La Tuerka; con un 10% acumulando el 40% de la riqueza mientras que más de un 25% es pobre resulta imposible generar la demanda necesaria para estimular el empleo, escribe Juan Torres; y además de películas los represaliados por los fascistas ya tienen jueza que los escuche 2013
  
Manos arriba: Documental sobre la estafa española: https://www.youtube.com/watch?v=ru16YwrFdhY  
Catastroika como horizonte: http://www.youtube.com/watch?v=gP9vNs3wB74    
El pensamiento crítico (Discurso de investidura doctor honoris causa de la Universidad de Lleida) http://www.vnavarro.org/?p=8663

Entrevista a David Stuckler: http://www.eldiario.es/sociedad/austeridad-peligro-salud-publica_0_145585646.html 

Mark Weisbrot y David Rosnick sobre España: http://www.vnavarro.org/wp-content/uploads/2013/11/27-11-13-spain-2013-11_espanol.pdf

http://www.angelesgarciaportela.com/2013/12/armonizacion-economica-en-la-ue.html

La prensa europea ya nos llama dictadura http://www.lamarea.com/2013/12/04/ley-seguridad-ciudadana-2/

http://www.publico.es/internacional/487567/la-justicia-argentina-escucha-los-horrores-del-franquismo



* Montoro el triunfal: la película se llamará El triunfo de la (mala) voluntad. Los inspectores fiscales que persiguen el gran fraude desfilarán ante los dueños de cementeras, bancos o constructoras carné en la boca y pureza de sangre certificada, para entonces exigida constitucionalmente, y las masas aclamarán la amnistía fiscal y rogarán a los mercados que voten en su lugar…



* Porque asegura Montoro entre relámpagos que el PP volverá a ganar las elecciones porque los mercados no son gilipollas. En efecto, los gilipollas según Montoro son los que volverán a votar lo que quieren esos supuestos mercados, abarrotados de especuladores apostando contra nuestro menguante bienestar.



* Así en caso de pegarse un batacazo siempre podrán tratar de impugnarlas alegando que no han sido los mercados los que han votado, sino de manera ilegítima la gente. Quizás se hayan quedado algo blandos en la nueva normativa de seguridad anticiudadana...



* Y Fernández Díaz dolido con los adjetivos que le propinan los comisarios europeos a la nueva norma. Porque a esos no se les puede mandar un antidisturbios para que dirima sobre la marcha si multarlos, quebrantarles los huesos o solo administrarles hostias benditas…




* Si los dibujos animados traspasaran la pantalla y conviviesen entre nosotros, la pantera rosa sería linchada por homófobos, la abeja Maya exterminada por pesticidas de Monsanto, el pájaro loco confinado a camisa de fuerza y los pitufos al apartheid, escribe un compañero de animosas letras. (http://www.lavozambulante.blogspot.com/2013/11/dibujos-animados.html#comment-form)
Mejor suerte correrán en cambio los que nos desaniman hasta la extenuación.
Qué pasará con Rajoy fuera del plasma, Aznar trinando desde el Olimpo Murdoch o incluso Bárcenas a pocas celdas del panal suizo. Qué será de Cospedal tras su finiquito en diferido. Qué harán Montoro y Wert de nuevo encerrados en la caja del susto enroscados a su muelle. Cómo serían Fernández, Cañete o Báñez en color. Cómo escapará Soraya del encasillamiento en su papel porcino entre los teleñecos. Qué bombas de racimo usaría el ministro de autodefensa contra el correcaminos, para justificar el vergonzoso aumento presupuestario y lograr el aplauso del hambre infantil. Entre qué Catastrophics Brothers recalaría ahora el enterrador Guindos, el menos animado de estos monigotes teledirigidos pero tan desalmado como el resto.
Esto es todo amigos, clamará al cielo abierto el conejo de la suerte desde algún aeropuerto vacío.




* Mª Elena Palop: “Puede decirse que el PP le ha dado la vuelta al texto constitucional eliminando, con mano de hierro, una buena parte de nuestro sistema de protección y garantía de derechos fundamentales, y que para prevenir la reacción, ha reaccionado fabricando su propia profecía autocumplida. Ha abordado una reforma del Consejo General del Poder Judicial con la que pretende alejarse del contrapoder de los jueces, ha asegurado su influencia ideológica en el Tribunal Constitucional y ahora pretende empoderar a la policía y la Guardia Civil para que, llegado el caso, tengan el valor de hacer lo que haya que hacer. Todo atado y bien atado, combinando buenas dosis de discrecionalidad gubernamental con resabios de tricornio y orgullo patriótico. Ni división de poderes, ni seguridad jurídica. Para los que tengan ganas de organizar la contrarrevolución, el PP ya ha preparado la violación sin complejos del derecho de reunión, manifestación y huelga (arts. 21 y 28), así como un buen número de sanciones administrativas tan desproporcionadas que podrían llevar subsidiariamente a la privación de libertad y violar, de este modo, el artículo 25 de la Constitución (nada en comparación con lo que sucederá cuando el futuro Código Penal se haga carne y habite entre nosotros)”



* Ignacio Muro Benayas: “Todo apunta a un ciclo largo depresivo con grandes convulsiones económicas, sociales y políticas. No es catastrofismo: la "devaluación salarial" y la competencia global empujan, poco a poco, a la deflación generalizada. Para mantener la inflación en cotas positivas se promueven subidas del IVA que acentúan la caída de las demandas internas que deben ser sustituidas por mayores cuotas en el mercado exterior. La presión por la competitividad refuerza la presión a la baja sobre los sueldos en todos los sitios y afecta, de lleno, a las clases medias y bajas, que ven como se agotan los ahorros acumulados durante los años de crecimiento. Los ajustes las alejan de su tradicional moderación política mientras ven descender su nivel de vida. Lo peor es que el deterioro  de las retribuciones directas, (desempleo, sueldos) y de las indirectas (pensiones, educación, sanidad, vivienda) no podrá ser sustituido, durante muchos años, por el recurso al crédito fácil. Esa vía está ya agotada”



* Antonio Fraguas: “En los años sesenta comenzó a popularizarse el concepto de socialismo real. Provenía de los países del bloque soviético, que justificaban así la divergencia entre las políticas que estaban llevando a cabo y el ideal que recogía la teoría marxista. El concepto fue fervorosamente adoptado en Occidente por los teóricos antimarxistas que lo utilizaban con una connotación clara: el socialismo real quiere decir que el socialismo en realidad supone colas en los supermercados, violación de derechos humanos, purgas y ausencia de pluralismo político. Muchas de esas críticas eran pertinentes y el concepto de socialismo real contribuyó en buena parte al desmoronamiento teórico y material del bloque soviético. Pero, ¿por qué nadie habla de capitalismo real cuando la aplicación del capitalismo difiere tanto de su ideal como lo hacía el socialismo del suyo?”



* J.J. Téllez: “A vista de pájaro, la Iglesia Católica cuenta con más de cien mil bienes inmuebles en España: su centenar de catedrales, sus siete universidades, más de cuarenta centros teológicos, una docena de colegios universitarios, más de cincuenta escuelas superiores, más de setenta instituciones superiores y un millar de monasterios, todo ello sin contar las iglesias propiamente dichas, los palacios arzobispales, los trescientos museos, las casas de ejercicios espirituales o los comedores y albergues que suele atender Caritas y otras organizaciones solidarias afines a dicha fe, que no siempre mantienen buenas relaciones con la jerarquía, tal y como ocurre con las hermandades y cofradías, ya sean de gloria o de Semana Santa, que también cuentan con su propia burbuja del ladrillo. Por no hablar de las propiedades aparentemente sin dueño que la Iglesia pone a su nombre de manera irregular y que incluyen casas de párrocos o de  maestros, escuelas, ayuntamientos o incluso cementerios. Y es que hay que tener en cuenta que una reforma de la ley Hipotecaria en 1998, bajo el Gobierno de José María Aznar tan amable para con el Opus o los Legionarios de Cristo, permitió a la Iglesia que inscribiera alrededor de 4.500 propiedades, siempre y cuando no estuviesen previamente registradas. Con la simple firma de un Obispo, que adquirió por dicha vía la misma calidad que un notario. Todo un pelotazo digno del gilismo que nadie se preocupó en recurrir en su día. Como tampoco fue derogada dicha norma durante los ocho años de José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa. Súmense a todo ello sus más de cien mil hectáreas de terreno rústico, con explotaciones agropecuarias y latifundios que a veces superan cuatro mil hectáreas y que estarían pidiendo a gritos que resucitase Mendizabal. O un riquísimo patrimonio histórico-artístico, que también suele restaurar el Estado, a través del gobierno central o de los autonómicos. ¿A quién pertenece la catedral de Burgos? ¿Al Patrimonio Nacional? El obispado de Córdoba registro a su nombre la mezquita en 2006 por tan sólo treinta euros de tasas. Y sigue impidiendo, por ejemplo, que se puedan practicar rituales islámicos en su interior”



* El historiador Francisco Espinosa Maestre: “Lo que busca la Iglesia al llevar el origen de la “persecución” al 34 es lo mismo que los “Moas” al trasladar el “origen de la guerra civil” a octubre de ese mismo año: despegarse del golpe militar y de sus complicidades. La Iglesia sabe que desde el momento en que se produjo la sublevación tuvo lugar un doble proceso: en la zona en que fracasó provocó un movimiento revolucionario que en unos meses se llevó por delante la vida de miles de personas, y en la zona en que se impuso y en los territorios que las columnas van ocupando un calculado plan de exterminio que deja pequeño al otro. En este plan la Iglesia participa de diferentes formas y eso es lo que nunca ha reconocido. La Iglesia solo admite que fue víctima y sigue ocultando y negando que también fue verdugo. La agresión vino del fascismo y fue con este con el que la Iglesia se alineó. La guerra civil fue consecuencia del fracaso parcial del golpe. La Iglesia formaba parte del poder, era mantenida por el Estado y controlaba desde el siglo XIX sectores básicos de la enseñanza. Este orden fue el que vino a trastocar la República. Para nadie era un secreto la ideología política de la Iglesia ni el privilegiado estatus de que había gozado hasta entonces. La República, al poner fin a la monarquía,  acabó con la vieja alianza entre el Trono y el Altar y convirtió la religión en un asunto privado al que cada uno era libre de dar la importancia que quisiera. El panorama resultó alarmante para la Iglesia”





* J.M Mella de Econonuestra: "La puesta en marcha de una política industrial ambientalmente sostenible centrada en el conocimiento y la innovación, las energías renovables y la diversificación productiva.
la creación de empleo decente que tienda al pleno empleo, con el apoyo financiero de un Fondo de Desarrollo Europeo respaldado por el Banco Europeo de Inversiones y la emisión de deuda finalista.
un acrecentado y solidario presupuesto europeo con ingresos procedentes de impuestos sobre la contaminación y las transacciones financieras.
una reforma fiscal asentada en criterios de suficiencia, equidad y progresividad, y que incluya una lucha decidida contra el fraude fiscal y el acuerdo internacional contra los paraísos fiscales y la elusión tributaria de las empresas multinacionales.
 una auditoría de la deuda para su reestructuración efectiva.
un Banco Central Europeo que compre deuda directamente a los gobiernos, controlado por el Parlamento y beligerante contra el desempleo.
una presencia significativa de la Banca Pública y una supervisión bancaria pública a nivel europeo.
la potenciación de un amplio mercado de viviendas en alquiler, la promoción de la vivienda social y la modificación de la Ley Hipotecaria y el Código Civil en congruencia con la norma europea sobre la dación en pago y contra los desahucios.
y, por último pero no menos importante, una política de igualdad de género y de creación de servicios públicos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario