lunes, 19 de agosto de 2013

Meligramas y anfisemas 128

Marruecos, Agosto Qué mala suerte que a las nuevas degeneraciones del PP y sus concejales les pillen siempre con la misma chiquillada, considerada delito en aquellas democracias que superaron un pasado fascista y genocida, incluso nuestro país cuando refiere a enaltecimiento de otros terrorismos 2013

Manos arriba: Documental sobre la estafa española:http://www rebelion.org/noticia.php?id=159484&titular=manos-arriba
Vídeo de la PAH para concienciar votantes del PP: http://politica.elpais.com/politica/2013/04/04/actualidad/1365094276_596164.html
Catastroika como horizonte: http://www.youtube.com/watch?v=gP9vNs3wB74    
El pensamiento crítico (Discurso de investidura doctor honoris causa de la Universidad de Lleida) http://www.vnavarro.org/?p=8663

Entrevista a David Stuckler: http://www.eldiario.es/sociedad/austeridad-peligro-salud-publica_0_145585646.html

Hima San Pablo, el grupo portorriqueño del turismo sanitario que se adjudica tres hospitales madrileños, y su historial: http://www.angelesgarciaportela.com/2013/08/de-sanidad-puntera-sanidad.html
 
* Así es que es respecto a la pirata Gibraltar donde nuestro campeón Rajoy al fin puede dejar de comportarse como un amante sumiso y servil ante Bruselas y sacar pecho ante Barroso: porque negarse a pagar deuda ilegítima o invertir en la zona muchos millones en algún tipo de industria de futuro que cree empleo sería cosa de locos. Pero ellos siempre cara al sol que nos niegan las eléctricas, etc…



* Como si el espigón que realmente nos meten por el culo en diferido fuera el gibraltareño…



* ¿Y dónde está la Ley de Partidos para ilegalizar a las desatadas nuevas generaciones que amontonan este verano por toda la geografía homenajes a la violencia y terrorismo fascistas en un país con millones de personas con familiares represaliados o enterrados aún en cunetas…?



* El presidente de la Eurocámara Martin Schulz le saca los colores al desierto en su prédica contra el abuso prestatario de la banca privada, que toma dinero regalado del BCE para exprimirlo usureramente a costa de Estados y ciudadanía: lástima que la Eurocámara se limite a un cartelón publicitario en el descampado de la construcción del euro, pero se agradece…



* Vicenç Navarro: “Paul Krugman, uno de los economistas más conocidos dentro de la tradición keynesiana, acaba de escribir un artículo en su columna del New York Times (08.08.13), “Phony Fear Factor”, que considero de gran interés y que debería distribuirse ampliamente en España. Señala, con razón, que estamos viendo, durante estos meses, el declive y caída de dogmas económicos que han dominado el pensamiento económico hegemónico en los últimos años y que han sido responsables de la enorme crisis que estamos viviendo. Estos dogmas, según Krugman, incluyen la creencia de que “la política monetaria expansiva creará inflación”, de que “la reducción del déficit público creará ocupación” o de que “la deuda pública por encima del 90% del PIB creará un colapso”. Yo añadiría otros como que “el elevado desempleo es resultado de la rigidez del mercado de trabajo”, que “la reducción del gasto público estimulará el crecimiento económico”, que “los intereses de la deuda pública se deben al excesivo gasto público” o que “la reducción del déficit crea confianza en los mercados financieros” y muchos otros dogmas, sostenidos todavía hoy (a pesar de la enorme evidencia científica que muestra lo contrario) por los establishments financieros, económicos, políticos y mediáticos españoles”



* La pregunta se impone, no es posible evitarla: ¿qué hubiera pasado con la banca española si el Estado no hubiera intervenido para impedir una crisis sistémica? Pues hubiera pasado lo mismo que en Islandia: una crisis brutal de la que ya estaríamos saliendo y que sin duda es preferible a esta interminable agonía. Porque no pensemos ni por un momento que los bancos españoles están sanos. Lo que se ha hecho es ponerles unos parches... Parches inmensos, porque inmenso era el agujero; pero parches al fin y al cabo. Hallamos la prueba, o al menos un indicio, en la tabla de la página 17, que ya les dije que era una joya. Allí aprendemos que el Estado posee el 71% de Bankia-BFA, cuyo valor total de mercado es de 8.725 millones de euros. Al ver que previamente se le han concedido 22.424 millones en efectivo y 34.768 millones en garantías, hay que plantearse si realmente valía la pena gastar (¿malgastar?) 57.192 millones en algo que al final resulta que vale seis o siete veces menos. ¿No hubiera sido preferible dejarlo caer desde un principio? Y lo mismo o peor podría decirse de Catalunya Banc: valor final de mercado, 2.359 millones; ayudas enterradas, 12.052 millones en efectivo y 10.756 en garantías. Etcétera, etcétera, etcétera”



* Chomsky sobre la democracia norteamericana: “"Aproximadamente el 70% de la población, el 70% que se encuentra en un nivel inferior en términos de riqueza/ingresos, no tiene ninguna influencia sobre la política", dijo. El crítico explicó que a medida que algunos avanzan en la escala de riqueza/ingresos, obtienen un poco más de influencia en la política, de tal forma que, al llegar a la cima -explica- "una décima parte del uno por ciento obtienen básicamente lo que quieren, es decir, determinan la política". "Así que, el término apropiado para eso no es democracia, sino plutocracia", concluye Chomsky. Chomsky opinó que en tales circunstancias las elecciones carecen cada vez más de sentido, ocurriendo en gran medida "como en los países del Tercer Mundo" que -dice- "se rigen por las instituciones financieras internacionales".



* Eduardo Garzón: “Pero mucho más importante que todo esto es que si en vez de comparar los precios de julio con los de junio, los hacemos con los de julio de 2012, comprobamos que los precios han subido y mucho en casi todos los sectores (tan sólo se libran el sector de las comunicaciones y los de la vivienda, y porque ambos partían ya de niveles muy elevados) (…) La explicación la encontramos atendiendo fundamentalmente a dos factores: la política económica del gobierno y los oligopolios empresariales. En primer lugar, el gobierno está provocando un incremento de los precios de los productos y servicios debido a su política de recortes y de aumento de impuestos y de tasas. La privatización parcial de determinados servicios sanitarios los está encareciendo al punto de que los precios relacionados con el sector de la medicina son los que más han aumentado en 2012 (al ritmo del 13,3%). Las nuevas tasas universitarias y otras reformas fiscales en el mundo de la enseñanza han tenido como consecuencia que estos precios hayan aumentado un 10,2%. El aumento del IVA y de los impuestos especiales ha elevado notablemente los precios de las bebidas alcohólicas y tabaco (5,4%), los alimentos y bebidas no alcohólicas (3%), otros bienes y servicios (3,3%), ocio y cultura (1,3%) y hoteles, cafés y restaurantes (0,8%). Por otro lado nos encontramos con las empresas oligopolísticas, que al no verse sometidas a las fuerzas de la competencia pueden mantener –e incluso aumentar– los precios sin muchos contratiempos. Entre ellas destacan las empresas petroleras que, a pesar de hacerse con un crudo cada vez más barato, continúan aumentando los precios de la gasolina”



* “Empero cuando se aprecia el modo como con la progresión del neoliberalismo primero, y la crisis del milenio después, los autoritarismos y las intolerancias van avanzando y se van constituyendo como nuevos sentidos comunes. El torturar en vez de detener; matar en lugar de hacer justicia; deportar en vez de ver mejores condiciones de trabajo; vamos viendo una regresión social sustentada en la división absoluta de la sociedad después del colapso del socialismo real. Sindicatos destrozados en el nombre de la generación de empleo (que no ocurre); universidades publicas devastadas en el nombre de la libre empresa en la era del conocimiento (sin evidencia de éxito); el sujeto político ha dejado de ser ciudadano y ha sido transformado en consumidor. Con salarios deprimidos y la necesidad del consumo inyectada al sentido común, el consumidor se convierte en un deudor inmenso que debe los ingresos del resto de su vida por haber logrado vivir algo más allá de su capacidad. Y esa es la crisis. En medio de economías maduras estancadas, con tasas de crecimiento de la productividad mediocre y altísimo consumo; los consumidores, ex ciudadanos, le deben a la banca, al fisco y al prójimo y se van quedando sin empleo. Ya no siendo ciudadano, no tiene derechos más allá de los de los consumidores. Por esta razón la protesta social se reprime en todo el mundo usando el argumento de “terrorismo” y por lo tanto pueden acabar los líderes de la protesta en la cárcel sin acusación, o como vemos con Assange, sin ni siquiera derecho al asilo diplomático”



No hay comentarios:

Publicar un comentario